Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Cuba: Tres presos de conciencia dan las gracias a Amnistía Internacional

Los hermanos Vargas Martín fueron acusados de "alteración del orden público de carácter continuado". Amnistía Internacional les considera presos de conciencia y pide su puesta en libertad inmediata e incondicional. © John Woodworth/Getty Images

Los presos de conciencia Django, Vianco y Alexeis Vargas Martín han dado gracias a Amnistía Internacional por el apoyo recibido en las últimas semanas. Son conocedores de las cartas de solidaridad y de petición de puesta en libertad escritas por activistas de Amnistía Internacional España, Alemania, Francia y Reino Unido. Los tres hermanos cubanos son miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), una organización de la sociedad civil que aboga por un aumento de las libertades civiles en el país. La organización también ha expresados su agradecimiento a las personas que han mostrado su apoyo y han pedido la puesta en libertad de los hermanos.

Información complementaria

La tarde del 27 de noviembre de 2012, Alexeis regresó a su casa y, al llegar, se encontró con que se estaba realizando ante ella un “acto de repudio”. La casa estaba rodeada por simpatizantes del Gobierno mientras su madre, Miraida Martín Calderín, integrante del grupo de protesta Damas de Blanco, estaba en su interior, reunida con otras integrantes de esa organización. A Alexeis le negaron la entrada en su propia casa, y fue detenido por policías y agentes del Departamento de Seguridad del Estado. El 2 de diciembre, Vianco y Django Vargas Martín –entonces de tan sólo 16 años– fueron detenidos también cuando acudieron con unos amigos a protestar contra la detención de su hermano ante la comisaría de policía de Micro 9, en la ciudad de Santiago de Cuba. A principios de julio de 2013, unos agentes del Departamento de Seguridad del Estado dijeron a la familia que los tres hermanos podían ser puestos en libertad bajo fianza. Sin embargo, ellos tres se niegan, pues rechazan las acusaciones presentadas por la policía e insisten en su inocencia.

Los actos de repudio son manifestaciones coordinadas por el Gobierno y llevadas a cabo normalmente ante las casas de personas que critican al Gobierno; a ellas asisten partidarios del Gobierno, agentes estatales y miembros de las fuerzas de seguridad, y tienen como finalidad acosar e intimidar a los opositores. A menudo se utilizan para impedirles viajar para participar en actividades. Durante los actos de repudio, los opositores políticos y los activistas de derechos humanos son sometidos a abusos físicos y verbales por grupos de personas que corean lemas progubernamentales. La policía suele estar presente, pero no interviene para impedir las agresiones. En esos actos suelen participar las Brigadas de Respuesta Rápida, una estructura establecida en 1991 y compuesta por voluntarios del Partido Comunista cuya tarea es hacer frente a cualquier señal “antirrevolucionaria”. Tanto los activistas locales de derechos humanos como otras personas creen que estos actos están organizados por los servicios de seguridad de Cuba para intimidar a la oposición.

Si quieres pedir que los tres presos de conciencia sean puestos en libertad y sin condiciones, pincha aquí