Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Debe hacerse justicia con Hrant Dink sin más demora

Londres.- Las autoridades turcas no han llevado ante los tribunales ni mucho menos a todos los responsables del asesinato de Hrant Dink, ha dicho Amnistía Internacional en el segundo aniversario de la muerte del periodista y defensor de los derechos humanos.

 

“Hrant Dink fue asesinado por expresar sus opiniones pacíficas, y lo fue al parecer con el consentimiento tácito de ciertos elementos de las instituciones turcas encargadas de hacer cumplir la ley”, ha dicho Nicola Duckworth, directora del Programa Regional para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.

Se han emprendido acciones judiciales contra 20 personas acusadas de planificar y llevar a cabo el asesinato. En otra investigación, ocho miembros de la Gendarmería han sido acusados de negligencia. Sin embargo, no se ha avanzado nada en la investigación y el procesamiento de los policías por no tomar medidas cuando se les avisó de que Hrant Dink iba a ser asesinado.

En su informe de julio de 2008, la Comisión Parlamentaria de Derechos Humanos turca halló que hubo negligencia y falta de coordinación por parte de los servicios de seguridad, que no impidieron el asesinato. Además, según la información disponible, los detalles que se han filtrado del informe elaborado por la Oficina de Inspección del primer ministro sobre el papel de las fuerzas de seguridad en el asesinato de Hrant Dink revelaron que los agentes de la Dirección de seguridad de Trabzon y de Estambul no cumplieron con su obligación de proteger a Hrant Dink, a pesar de haber sido informados de que  iba a ser asesinado.
“Las autoridades deben hacer público el informe de la Oficina de Inspección del primer ministro”, ha afirmado Nicola Duckworth.

“Ya hay muchos indicios que exigen la actuación de las autoridades judiciales. Es necesario que se vuelva a abrir la investigación para que todos los miembros de las fuerzas policiales y la gendarmería implicados comparezcan ante la justicia.”

Información complementaria
Hrant Dink murió abatido a tiros el 19 de enero de 2007 en el exterior de la redacción del semanario Agos, que dirigía. Era conocido por debatir de forma directa y crítica asuntos relativos a la identidad armenia, así como las versiones oficiales de la historia en Turquía sobre las matanzas de armenios en 1915. Fue procesado varias veces por expresar sus opiniones pacíficas.

El 2 de julio de 2007 se inició el juicio penal de 19 personas acusadas de planificar y llevar a cabo el asesinato. Desde entonces se ha añadido otro acusado más. La próxima sesión del juicio tendrá lugar el 26 de enero.

Actualmente hay ocho miembros de la gendarmería procesados por “negligencia en el cumplimiento del deber”. Entre ellos figura el jefe de la Gendarmería del distrito de Trabzon, Ali Öz, a quien se acusa de no transmitir la información sobre los planes para matar a Hrant Dink y de impedir que se conociera esta información después del asesinato.