Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO

Israel raciona el agua a la población palestina

El agua es un derecho humano

Pastores del pueblo de Umm al Jeir, en el sur de la Cisjordania ocupada
Pastores del pueblo de Umm al Jeir, en el sur de la Cisjordania ocupada. Las comunidades dedicadas al pastoreo no tienen agua corriente, por lo que dependen del agua de lluvia almacenada en cisternas como ésta, que a menudo son destruidas por el ejército israelí. © Amnistía Internacional

La población palestina de los Territorios Palestinos Ocupados (TPO) no tiene acceso a un suministro de agua adecuado y seguro. Esto ha entorpecido sobremanera el desarrollo social y económico de los TPO y negado a muchas comunidades su derecho a un nivel de vida digno. El consumo palestino de agua rara vez alcanza los 70 litros diarios por persona, muy por debajo del mínimo diario de 100 litros per cápita recomendado por la Organización Mundial de la Salud. En contraste, el consumo diario per cápita israelí es cuatro veces superior.
 
La desigualdad es aún más pronunciada entre las comunidades palestinas y los asentamientos israelíes ilegales establecidos en los TPO. Hay zonas de Cisjordania en las que los colonos israelíes utilizan hasta 20 veces más agua per cápita que sus vecinos palestinos.
 
En el informe “Israel/ OPT Troubled Waters: Palestinians denied fair access to water” se revela hasta qué punto el carácter discriminatorio de las políticas y prácticas hídricas de Israel niega a la población palestina su derecho al agua.
 
El impacto de la escasez de agua y los malos servicios de saneamiento de los TPO hacen mella en las comunidades más vulnerables, que son aquellas que viven en zonas rurales aisladas y en campos de refugiados superpoblados. Las comunidades rurales a las que no llega la red de suministro de agua dependen de la recogida de agua de lluvia para cubrir sus necesidades domésticas y agrícolas. 
 
En Gaza, entre el 90 y el 95 por ciento del suministro de agua está contaminado y no es apto para el consumo humano. Israel no permite llevar agua desde Cisjordania, y el acuífero costero se va agotando cada vez más debido a la sobreexplotación y a la contaminación de las aguas residuales. El bloqueo impide las reparaciones y la reconstrucción de las maltrechas instalaciones de la franja de Gaza.

Recibe nuestros e-mails

Recibe nuestros e-mails

con propuestas para actuar y cambiar el mundo

Recibe nuestro newsletter

¡Actúa!

“Gatillo fácil” contra la población civil palestina

“Gatillo fácil” contra la población civil palestina

Aumenta el número de personas que mueren en Cisjordania por la actuación del ejército israelí

¡Ayudémosles!

Reportajes especiales

Reportajes especiales
Imágenes enviadas por el Comité Popular en Nabi Saleh que cubre las manifestaciones semanales. © Tamimi Press

Pie de página