Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO

Violencia de género

Eva Alonso, 43 años. Todas sus denuncias por malos tratos se han archivado. Ella será juzgada por herir el honor de su agresor. "Te esperas personas humanas. Te esperas personas que te escuchen, que te vean, que sientan tu dolor. Y te encuentras una sala fría, es un juzgado, donde no puedes hablar, ni puedes expresarte, ni puedes decir. Todo es blanco o negro. Y no, en tu vida no ha habido blancos y negros"

El número de mujeres muertas como consecuencia de la violencia de género a manos de su compañero o excompañero sigue siendo muy elevado en España. Según cifras oficiales, desde la entrada en vigor de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género (en adelante, Ley Integral) hasta noviembre de 2012, 503 mujeres han perdido la vida a manos de sus parejas o exparejas masculinas. A esta cifra hay que añadir otras muertes de mujeres provocadas por actos criminales cometidos por hombres distintos al compañero o marido, no contabilizadas por las estadísticas oficiales.


En el informe ¿Qué justicia especializada? (noviembre de 2012), la organización denuncia los obstáculos que siguen encontrándose las mujeres víctimas de la violencia de género, siete años después de la puesta en marcha de la Ley Integral, especialmente en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, que son los órganos especializados y con competencia para conocer e instruir los procesos penales sobre delitos relacionados con la violencia de género.


A Amnistía Internacional le preocupa el elevado número de casos que quedan archivados, 48.000 solo en 2011 según datos del Consejo General del Poder Judicial, y cómo el número de ordenes de protección tiene una tendencia descendente. También se ha producido un descenso en la concesión de órdenes de protección solicitadas por las mujeres y de las sentencias condenatorias, que han disminuido hasta situarse en el 50% en 2011, diez puntos por debajo del porcentaje de 2006.


Desde el año 2002, la organización ha querido contribuir a que el Estado español incluya la violencia de género entre sus prioridades y le ha pedido que lo haga con un enfoque de derechos humanos y en cumplimiento de las recomendaciones que desde Naciones Unidas se han dirigido a España sobre esta cuestión.

Pie de página