Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO

Noticias

8 de marzo ( 6-03-08)

Día Internacional de la Mujer

Las niñas son víctimas de hostigamiento, acoso sexual y abusos en escuelas de todo el mundo

Amnistía Internacional, a través de www.actuaconamnistia.org pide a los gobiernos que tomen medidas para acabar con la violencia contra las niñas en las aulas

En vísperas del Día Internacional de la Mujer, Amnistía Internacional ha pedido a los gobiernos y las autoridades escolares de todo el mundo, en un nuevo informe que se publica hoy, 6 de marzo, que tomen medidas concretas para poner fin a la violencia contra las niñas, especialmente en las escuelas. 

“Los gobiernos están fallando a las niñas en lo más básico. El hecho de que no resuelvan el problema de la violencia contra ellas en las escuelas es inaceptable”, ha dicho Widney Brown, directora general de Amnistía Internacional.

 

“Prácticamente todos los gobiernos afirman aborrecer la violencia contra las mujeres y las niñas. Las escuelas son lugares donde los gobiernos tienen responsabilidad directa y pueden comenzar a respaldar sus palabras con acciones concretas.”

 

El informe Escuelas seguras: El derecho de cada niña muestra cómo la violencia sigue siendo omnipresente en las instituciones educativas y en torno a ellas. Desde México a China, las niñas se enfrentan constantemente a la discriminación, a recibir golpes en nombre de la disciplina, al peligro de ser agredidas sexualmente, acosadas o intimidadas de camino a la escuela o una vez en ella. Sufren amenazas de agresión sexual de otros estudiantes, escuchan cómo profesores les ofrecen calificaciones más altas a cambio de favores sexuales, e incluso son violadas en la sala de profesores.

 

· Discriminación. En Tanzania, entre 2003 y 2006 se expulsó de las escuelas a más de 14.000 alumnas de educación primaria y secundaria porque se habían quedado embarazadas. Las causas de los embarazos eran la pobreza, la violación, la falta de atención familiar, el matrimonio a temprana edad y la lejanía de la escuela. Algunas niñas sufren más la violencia que otras. Las niñas pertenecientes a determinados grupos, como las integrantes de minorías étnicas, las niñas lesbianas o las niñas con discapacidades, corren más peligro que sus compañeras.

 

· Agresiones sexuales y acoso. Según un estudio de 2006 realizado con niñas escolarizadas de Malawi, el 50 por ciento de ellas afirmaban haber sido tocadas “sin permiso por profesores o compañeros” con alguna intención sexual. Un estudio realizado en Estados Unidos también mostró que, en las escuelas públicas, el 83 por ciento de las niñas de octavo a undécimo curso (de entre 12 y 16 años) sufrían alguna forma de acoso sexual. Muy a menudo se pasan por alto insinuaciones sexuales agresivas e inadecuadas de los niños en las escuelas con el argumento de que “son cosas de chicos”. Este tipo de conductas a menudo no se denuncia ni se castiga, y así se envía el mensaje de que la violencia contra las mujeres y las niñas es algo aceptable y que la agresión masculina es algo normal.

 

Las agresiones contra las niñas en la escuela tienen efectos inmediatos y a largo plazo, no sólo en su salud física y mental, sino en el ámbito de la enseñanza. La violencia puede hacer que abandonen los estudios y pierdan toda esperanza de escapar de la pobreza y de la marginación.

 

· Castigo corporal. En 2006, cerca de la mitad de los países del mundo (al menos 94) no han prohibido el castigo corporal en las escuelas. Personas entrevistadas por Amnistía Internacional en Haití, por ejemplo, coincidieron en que la violencia en las escuelas era un fenómeno generalizado, pero que rara vez se informaba de él. Los castigos corporales, azotar a los niños y niñas con látigos o cables eléctricos, obligarlos a estar al sol de rodillas, privarlos de alimentos, abusar sexualmente de ellos o insultar y maltratar psicológicamente a las niñas eran algo habitual por parte de profesores y personal administrativo.

 

· Escuelas en zonas en conflicto. El 40 por ciento de los 77 millones de niños y niñas en edad escolar que no asisten a la escuela viven en zonas en conflicto (UNESCO, 2007). Estas zonas representan una especial amenaza para las vidas de las niñas que asisten a ellas. La actividad docente también se ve afectada de muchas formas cuando escuelas, profesorado y alumnado son objetivos de la violencia armada. En Afganistán, incendiar las escuelas, especialmente las de niñas, y amenazar o agredir a niñas que asisten a la escuela se han convertido en los últimos años en prácticas cada vez más habituales. Y en Irak, debido a la violencia incesante, sólo el 30 por ciento del alumnado acudió a la escuela en 2006, frente al 75 por ciento del año anterior. Más de cuatro millones de iraquíes han tenido que abandonar sus hogares, y las escuelas han sido a menudo objetivo de la violencia.

 

· Tasas escolares. Muchas escuelas siguen cobrando tasas, a pesar de que el derecho internacional dispone que la educación primaria debe ser gratuita. Para muchos menores, las tasas escolares y otros gastos constituyen un obstáculo insuperable, y las niñas tienen más probabilidades que los niños de verse excluidas de las escuelas cuando no hay dinero suficiente para pagar su educación. Mujeres de las Islas Salomón tienen que tomar la dura decisión de enviar sólo a sus hijos varones a la escuela: no tienen suficientes ingresos para pagar las tasas escolares y consideran que era más probable que los niños necesiten tener estudios para conseguir un puesto de trabajo.


La violencia en las escuelas españolas
Amnistía Internacional ha constatado que la incidencia del maltrato en las escuelas ha disminuido desde el año 99. Según datos del Defensor del Pueblo, las agresiones graves, que incluyen el acoso sexual, han descendido del 2 por ciento registrado en 1999 al 0,9 por ciento en 2006. O lo que es lo mismo, 9 de cada 1000 menores están padeciendo agresiones graves. Sin embargo, la organización no ha encontrado información específica sobre la violencia en la escuela española basada en el género, por lo que pide al Gobierno que en cumplimiento de la Ley de Igualdad, empiece a registrar de forma diferenciada las formas de violencia que padecen las niñas en el ámbito educativo.

 

 

Seis puntos para acabar con la violencia en las aulas
Amnistía Internacional ha elaborado un plan de seis puntos, dirigido a autoridades y organismos gubernamentales, incluidas las autoridades escolares, que recomienda:


· Aprobar y hacer cumplir leyes, políticas y procedimientos adecuados que prohíban toda forma de violencia contra las niñas, incluidos los castigos corporales, los insultos, el hostigamiento, la violencia física, el maltrato emocional y la violencia y explotación sexuales.


· Elaborar planes de acción nacional para crear un ambiente seguro para las niñas, que deberán incluir directrices para los centros de enseñanza y formación obligatoria para docentes y estudiantes.


· Responder a los incidentes de violencia contra las niñas mediante la elaboración de informes confidenciales e independientes, investigaciones eficaces, enjuiciamientos cuando proceda y servicios para víctimas y sobrevivientes.


· Promocionar servicios de apoyo a las niñas que han sido víctimas de violencia como asesoramiento, tratamiento médico, información y medicamentos sobre VIH/sida, así como apoyo para la reintegración al sistema escolar de niñas seropositivas, embarazadas, casadas o que han sido madres.


· Derribar las barreras que impiden el acceso a de las niñas a la educación, eliminando las tasas escolares en la escuela primaria, y haciendo que la educación secundaria sea accesible para todas las niñas.


· Proteger a las niñas de los abusos mediante formación al personal educativo en materia de estrategias de intervención temprana para abordar el hostigamiento y la violencia contra las niñas en la escuela.

 

Amnistía Internacional ha puesto en marcha una acción web (www.actuaconamnistia.org), en la que pide al Representante Especial de Naciones Unidas sobre la violencia contra la Infancia y a los gobiernos que cumplan con estos seis puntos y pongan en marcha los mecanismos necesarios para acabar con la violencia contra las niñas en las escuelas.
 

Categorías: Africa, América, Asia y Oceanía, Discriminación, Educación, Europa y Asia Central, Menores, Mujeres, Oriente Próximo, Medio y Norte de Africa

Ficheros:
Spanish-_Escuelas_Seguras-_El_Derecho_De_Cada_Nina.pdf
Datos_y_cifras.doc

Más información
Gabinete de prensa de la Sección Española de Amnistía Internacional, Telf., 91 310 12 77
Centro de Documentación de AI: doc.es.amnesty.org.

Cómo puedes ayudar

Cómo puedes ayudar

Únete a Amnistía Internacional
Ayuda a poner fin a los abusos de derechos humanos.
Visita nuestra Tienda
Regala o compra artículos de Amnistía Internacional.
Haz un legado
Asegura que tus principios seguirán siendo defendidos, siempre.

¡Actúa!

528 condenados a muerte en Egipto

528 condenados a muerte en Egipto

El mayor número de condenas impuestas en un mismo juicio en los últimos años

¡Tienen que anularlas!

Venezuela: DDHH en riesgo, personas en peligro

Venezuela: DDHH en riesgo, personas en peligro

Hace falta un Plan de acción de derechos humanos sólido y diálogo político

Firma esta petición

Mozambique: derechos de las mujeres en peligro

Mozambique: derechos de las mujeres en peligro

Urgen MÁS cambios legislativos para proteger a las mujeres de violencia sexual

¡Apóyalas!

Categorías

Archivo

Podcast

Podcast

Informativo semanal en audio. Óyelo y subscríbete

Pie de página