Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Acciones que cambian vidas

En Grecia salvar vidas puedes llevarte a la cárcel

Sarah Mardini y Seán Biden corren el riesgo de ir a la cárcel en Grecia por intentar salvar vidas cuando colaboraban como voluntarios de salvamento para una organización en Lesbos.

Podrían ser condenados hasta a 25 años de prisión. Se les acusa de espionaje, tráfico de personas y pertenencia a una organización criminal. De hecho ya pasaron más de 100 días en la cárcel antes de quedar en libertad bajo fianza en diciembre de 2018.

Ayudar a quien se puede ahogar en el mar nunca debería ser considerado un delito. En vez de criminalizar a Sarah y Seán, el gobierno griego tendría que ocuparse de proteger los derechos de las personas refugiadas que llegan a sus costas después de un viaje lleno de peligros al que se vieron obligadas para huir de la guerra, la violencia o la persecución en sus países.

¡Exige a Grecia que retire todos los cargos contra Sarah y Seán!

Sarah Mardini (25) y Seán Binder (24) colaboraban como voluntarios de salvamento para una organización en Lesbos, dando respuesta a la emergencia y ayuda humanitaria en tiempos de crisis. 

Sarah, una refugiada siria que vive y estudia en Berlín, y Sean, un estudiante que creció en Irlanda, actúan como 'observadores voluntarios', vigilando las playas de Lesbos en busca de embarcaciones de migrantes o refugiados en problemas.

Las autoridades griegas acusaron a Sarah y Seán de contrabando, espionaje, lavado de dinero y participación en una organización criminal. Ambos esperan saber si su caso pasará a juicio: enfrentan hasta 25 años de prisión.

Que el gobierno de Grecia garantice que se retiran de inmediato todos los cargos formulados contra Sarah Mardini y Seán Binder y se reconozca la legitimidad de las acciones humanitarias y las actividades que llevan a cabo quienes actúan en defensa de los derechos de las personas refugiadas y migrantes.

En dos minutos: ¡firma!

Firma la acción online para que Grecia retire todos los cargos de los que acusa a Sarah y Seán.

En cinco minutos: comparte la petición en tus grupos de Whatsapp o en Facebook

 

Seguro que conoces amigos/as o familiares que son sensibles con la situación de la gente que muere en el Mediterráneo. Difunde la acción online (por Whatsapp, Facebook...): Copia y pega este texto o usa el tuyo propio, pero no olvides el enlace: http://bit.ly/2pPuCe2

¿Imaginas acabar en la cárcel por rescatar a personas en el Mar Mediterráneo? Sarah y Seán podrían acabar en la cárcel por ello. Ayúdame a evitarlo, firma en bit.ly/2pPuCe2 y comparte, ¡nos necesitan!

Recoge firmas en papel a favor de Sarah y Seán

Descarga la hojas de firmas en la lengua oficial que prefieras en este enlace: https://nube.es.amnesty.org/index.php/s/bFTACrgCmTY4efg

Instrucciones para las hojas de firmas:

  1. Imprime tantas hojas como creas que puedes conseguir (importantísimo: debes imprimirlas a doble cara, siempre en la primera cara debe aparecer el texto que se está firmando).
  2. Intenta que las personas que firmen rellenen todos los datos (obligatoriamente: nombre, apellidos y provincia).
  3. Menores de edad pueden firmar, pero no pueden marcar la casilla de "recibir más información" sin autorización de su madre/padre/tutor/a.
  4. Pide que marquen la casilla para recibir más información para que podamos informarle sobre los casos.
  5. No dejes las hojas de firmas sin supervisión, ya que debemos cuidar la protección de datos personales de quienes han firmado. Por ejemplo, puedes dejar hojas de firmas en una tienda en la que alguien se haga cargo de ella y tú pasas a recogerla otro día.
  6. Reúne todas las hojas con firmas y háznoslas llegar tan pronto como te sea posible (es urgente presionar por este caso) por una de las siguientes vías: escaneadas al correo activismo@es.amnesty.org  o por correo postal a:

    Activismo Multiplicador. Amnistía Internacional
    C/Fernando VI, 8. 1º Izda. 
    28004 Madrid

 

HAZTE ACTIVISTA. MOVILIZA A TU ENTORNO.

¿QUIERES RECIBIR EN TU EMAIL PROPUESTAS COMO ESTA?

¡SÍ, QUIERO!