Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Se acaba el tiempo para Rodney Reed

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 19.758 firmantes

El pasado viernes 15 de noviembre el Tribunal de Apelaciones de lo Penal del estado de Texas detuvo la ejecución de Rodney Reed, programada para el miércoles 20 de noviembre. Esto no significa que ya no vaya a ser ejecutado, pero se abre un periodo de tiempo en el que los abogados de Rodney podrán aportar nuevas pruebas que podrían demostrar su inocencia.

No es la primera vez que Rodney esquiva a la muerte. Ya lo hizo en 2015, cuando su ejecución se suspendió poco antes de la fecha prevista.

Muchas gracias a todas las personas que enviaron un mensaje a las autoridades de Texas pidiendo que no se ejecutara a Rodney Reed.

Pero aún quedan muchas personas condenadas a muerte, entre ellas Rodney, no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo. Seguiremos trabajando por lograr que este castigo cruel, inhumano y degradante solo aparezca en las páginas de historia

¡La presión funciona!

Petición antes del cierre

Rodney Reed fue declarado culpable de asesinato en 1996 en Texas. El análisis del ADN encontrado en el cuerpo de la víctima coincidía con el de Rodney, quien afirma que mantuvieron una relación consentida; relación que multitud de testigos han confirmado. Además, varios expertos han proporcionado declaraciones juradas que contradicen las pruebas y testimonios del juicio, y que arrojan dudas sobre la declaración de culpabilidad de Reed.

No es la primera vez que Rodney Reed se enfrenta a la muerte. Iba a ser ejecutado en 2015, pero pocas horas antes aparecieron nuevas pruebas en el lugar del crimen y su ejecución se suspendió. Desde entonces, Texas ha negado reiteradamente las peticiones de que se realicen análisis de ADN de esas pruebas y han vuelto a fijar la ejecución para el 20 de noviembre.

Desde 1973, 166 personas han sido exoneradas de los corredores de la muerte estadounidenses tras demostrarse su inocencia. En algunos casos, esa declaración de inocencia llegó demasiado tarde… No podemos permitir que sea así en el caso de Rodney Reed.

Ahora, la vida de Rodney está en manos del Gobernador de Texas y de la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Texas, quienes juntos podrían suspender la ejecución.

¡No tenemos tiempo que perder, actúa!