Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(09.12.2016)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 9 de diciembre de 2016

Estas son las noticias más relevantes de la semana: Miles de personas continúan desplazadas de sus hogares en Turquía un año después de la imposición del toque de queda en Sur. Una coalición global de organizaciones ha hecho un llamamiento a los Estados miembros de la ONU poner fin a los ataques en Siria. En Arabia Saudí un tribunal ha dictado 11 años más de condena para un defensor de derechos humanos. Por último, terminaremos en Bielorrusia, donde se han producido tres nuevas ejecuciones en las últimas semanas.

 

Turquía: Los toques de queda y la represión expulsan a cientos de miles de kurdos de sus hogares

Comenzamos este boletín en Turquía. Medio millón de personas de la región de Sur se han visto obligadas a abandonar sus hogares como consecuencia de la brutal campaña de represión que las autoridades turcas han llevado a cabo durante el último año. Estos desplazamientos forzados pueden constituir castigo colectivo.

Un año después de la imposición del toque de queda permanente en Sur, miles de personas continúan desplazadas de sus hogares, tienen dificultades para poder subsistir y se enfrentan a un futuro incierto en un clima cada vez más represivo.

Unidos por la paz en Siria: Llamamiento a los Estados miembros de la ONU

De Turquía nos desplazamos a Siria. En casi seis años de conflicto, casi medio millón de personas han perdido la vida y once millones se han visto obligadas a abandonar sus casas. En este tiempo el Consejo de Seguridad de la ONU ha fallado a la población siria.

Ante esta situación, una coalición global de 224 organizaciones de la sociedad civil ha hecho un llamamiento urgente a los Estados miembros de la ONU para que intervengan y pidan un periodo extraordinario de sesiones de emergencia de la Asamblea General. El objetivo sería exigir que se ponga fin a todos los ataques ilegítimos en Alepo y otros lugares de Siria y el acceso humanitario inmediato.

Arabia Saudí: 11 años más de condena para un defensor de derechos humanos

Nos detenemos ahora en Arabia Saudí. Issa al-Hamid, defensor saudí de los derechos humanos condenado a 9 años de prisión por su trabajo de promoción de los derechos humanos, tendrá ahora que cumplir 11 años. Además, se le prohíbe viajar por un periodo de igual duración y tendrá que pagar una multa de unos 27.000 dólares estadounidenses.

Issa al-Hamid es miembro fundador de la Asociación Saudí de Derechos Civiles y Políticos, organización independiente de derechos humanos que las autoridades saudíes cerraron en 2013. Todos sus miembros fundadores han sido condenados a prisión por sus actividades pacíficas de derechos humanos, y siete de ellos se encuentran actualmente encarcelados. Amnistía Internacional considera que todos los que están encarcelados son presos de conciencia y pide que sean puestos en libertad incondicional de inmediato.

Bielorrusia: Tres nuevas ejecuciones en las últimas semanas

Terminamos este boletín en Bielorrusia, donde han sido ejecutados tres hombres en las últimas semanas. Amnistía Internacional ha vuelto a pedir que se erradique el uso de la pena de muerte en el país, el último de Europa y de la antigua Unión Soviética que aún lleva a cabo ejecuciones.

Esta repentina cadena de ejecuciones ha tenido lugar tras un largo paréntesis en Bielorrusia. Antes del mes de noviembre, sólo se había ejecutado a una persona desde noviembre de 2014.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

 

<- Volver a la lista