Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(05.08.2016)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 5 de agosto de 2016

Éstas son las noticias más destacadas de la semana. A pesar de las advertencias de Amnistía Internacional, siguen aumentando los casos de homicidios policiales en Rio con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos. Continúan los crímenes de guerra en Siria. En esta ocasión, con el bombardeo de un hospital. Traemos hoy una buena noticia en Chad. Miles de víctimas de graves violaciones de derechos humanos obtendrán reparación. Y cerramos en Turquía, con un nuevo llamamiento al gobierno para que respete el Estado de Derecho.

 

Brasil: Los tiroteos y el alarmante aumento de los homicidios policiales ponen en peligro el legado olímpico

El impactante aumento del 103 % en el índice de homicidios policiales cometidos en Río de Janeiro entre abril y junio de 2015 y de 2016 ha malogrado toda posibilidad de un legado positivo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Según datos oficiales, la policía desplegada en Río mató a 49 personas en junio, a 40 en mayo y a 35 en abril. Desde 2009, cuando triunfó la candidatura de Río para organizar los Juegos Olímpicos, la policía ha matado a más de 2.600 personas en la ciudad.

Amnistía Internacional reclama a las autoridades brasileñas que tomen medidas efectivas para dejar de centrarse en operaciones con agentes fuertemente armados y, en su lugar, promuevan políticas de seguridad pública concebidas para proteger a todas las personas.

Siria: El mortal ataque aéreo contra una maternidad, crimen de guerra

El pasado 29 de julio se produjo un ataque aéreo que destruyó parcialmente una maternidad de la provincia rural de Idlib, en el noroeste de Siria. No se conoce con certeza la autoría del ataque, pero se ha producido en una zona que está bajo el control de grupos armados en la que las fuerzas armadas sirias y rusas han estado lanzando ataques aéreos.

Los ataques deliberados contra hospitales y centros médicos son graves violaciones de las leyes de la guerra y nunca pueden justificarse. Los hospitales gozan de protección especial en virtud del derecho internacional humanitario y deben ser lugares seguros para las madres, sus recién nacidos y los trabajadores médicos, incluso en medio de un brutal y largo conflicto, como el de Siria.

Estos ataques parecen formar parte de la estrategia militar de las fuerzas armadas sirias y rusas contra hospitales e infraestructuras médicas de Siria. El ataque deliberado a instalaciones médicas puede constituir crimen de guerra. Los ataques indiscriminados, en los que no se distingue entre edificaciones civiles, tales como hospitales, y objetivos militares, están prohibidos y también pueden constituir crímenes de guerra.

Chad: Las víctimas de la causa contra Hissène Habré obtienen reparación

La decisión de conceder reparaciones a miles de víctimas en la causa contra el ex presidente de Chad, Hissène Habré, supone un hito en su larga y decidida marcha en pos de la justicia.Esta decisión)demuestra la imperiosa necesidad de que se concedan reparaciones aunque hayan pasado décadas desde que se cometieran los crímenes.

Las Salas Africanas Extraordinarias de Dakar, en la causa contra Hissène Habré, concedieron a cada una de las víctimas civiles de violación y violencia sexual 20 millones de francos CFA (33.880 dólares estadounidenses), a cada una de las víctimas civiles de detención arbitraria, tortura, prisioneros de guerra y supervivientes, 15 millones de francos CFA (25.410 dólares), y a cada una de las víctimas indirectas, 10 millones de francos CFA (16.935 dólares). Las Salas Africanas Extraordinarias rechazaron la petición de reparaciones colectivas planteada por las partes civiles en el procedimiento.

Aunque se trata de un paso adelante, es preciso que se reconozca que Habré no fue el único que perpetró atrocidades. Es fundamental que se mantenga la presión sobre Chad y otros Estados, que se investigue y procese a otras personas acusadas de perpetrar graves violaciones de derechos humanos entre 1982 y 1990, especialmente los homicidios perpetrados en septiembre de 1984 en el sur del país

Turquía: debe respetarse el Estado de Derecho

Amnistía Internacional hace un nuevo llamamiento a las autoridades turcas para que respeten el Estado de derecho y los derechos de todas las personas detenidas tras el intento fallido de golpe de Estado del 15 de julio. El gobierno debe poner en libertad a todas las personas detenidas a menos que existan indicios razonables de que hayan cometido un delito común reconocible.

El enorme número de personas afectadas por la represión desatada en Turquía es impresionante. La pérdida de algunos avances que tanto ha costado lograr, como la lucha contra la tortura es una tragedia.

Amnistía Internacional ha pedido y mantenido reuniones con el gobierno y confía en continuar este diálogo.

La organización ha condenado reiteradamente desde el primer día la terrible violencia cometida por quienes están detrás del fallido golpe de Estado y ha pedido al gobierno de Turquía que haga responder a los conspiradores del golpe ante la justicia.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

Más información en www.es.amnesty.org

 

<- Volver a la lista