Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(06.05.2018)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 4 de mayo de 2018

 

Estas son las noticias más relevantes de la semana: En Perú la orden de denuncia contra el ex presidente Fujimori es un hito en la búsqueda de justicia. En Irán, nuevas pruebas demuestran la profanación y destrucción deliberada de emplazamientos de fosas comunes. Por otro lado, en España miles de personas se han echado a las calles después de que cinco hombres acusados de violar en grupo a una mujer de 18 años en 2016 hayan sido absueltos de “agresión sexual”, cargo que incluye la violación. Y terminaremos en Turquía donde los periodistas han denunciado el asfixiante clima de temor que envuelve el paisaje de los medios de comunicación.

 

Perú: Orden de denuncia contra Fujimori es un hito en la búsqueda de justicia de victimas de esterilizaciones forzadas

Comenzamos en Perú. Amnistía Internacional ha acogido con beneplácito la orden de denuncia penal contra el ex presidente Alberto Fujimori y miembros de su gabinete, por su presunta responsabilidad por delitos cometidos contra mujeres que fueron esterilizadas forzosamente como parte de una política pública aplicada durante su mandato.

Es la primera vez que el Estado peruano ordena formular denuncia por estos delitos contra altos funcionarios, y reconoce que son crímenes de derecho internacional. Ahora se debe avanzar en garantizar los derechos a la verdad, justicia y reparación a las miles de víctimas de esterilizaciones forzadas sin más dilaciones.

Irán: Nuevas pruebas de la profanación y destrucción deliberadas de múltiples emplazamientos de fosas comunes

Seguimos en Irán. Nuevas pruebas demuestran que las autoridades están destruyendo deliberadamente los emplazamientos de fosas comunes relacionadas con la masacre de 1988, cuando miles de presos que habían sido detenidos por motivos políticos sufrieron desaparición forzada y ejecución extrajudicial.

Entre 4.000 y 5.000 personas, como mínimo, están enterradas clandestinamente en fosas comunes tras la sangrienta masacre de 1988. Arrasar el terreno con excavadoras, construir carreteras, formar vertederos de basura o crear nuevas parcelas de sepultura son algunas de las tácticas utilizadas para poner en peligro y destruir fosas comunes.

España: Absolución por violación en grupo en Pamplona

Nos detenemos ahora en España. Miles de personas se han echado a las calles en los últimos días en diferentes puntos del país después de que cinco hombres acusados de violar en grupo a una mujer de 18 años en 2016 fueran absueltos el jueves pasado de “agresión sexual”, cargo que incluye la violación. En su lugar, los acusados fueron declarados culpables del cargo más leve de “abusos sexuales” y condenados a nueve años de prisión. La gente protesta indignada por el hecho de que no fueran declarados culpables de violación y por la manera en que tanto la ley como el sistema de justicia han fallado a la víctima.

Una de las preocupaciones principales es que, pese a que los jueces reconocieron que la mujer no había dado su consentimiento al ataque sexual, y reconocieron que estaba en shock en aquellos momentos y había adoptado una actitud pasiva y sumisa porque tenía miedo, aun así declararon a los hombres inocentes de violación. Los jueces concluyeron que la ausencia de consentimiento no bastaba para considerar el ataque una violación porque, en su opinión, no se habían utilizado violencia física ni intimidación, requisito necesario para que se considere que se ha cometido delito de violación en virtud de la actual legislación española. No es raro que las mujeres, en casos de ataques así, se queden paralizadas o no se resistan a sus atacantes, como sucedió en este caso específico en España.

Turquía: “Para los periodistas, Turquía se ha convertido en una mazmorra”

Terminamos en Turquía. Los y las periodistas han denunciado el asfixiante clima de temor que envuelve el paisaje de los medios de comunicación con motivo de un Día Mundial de Acción, para exigir la libertad de más de 120 periodistas que siguen en prisión desde el fallido golpe de Estado de 2016.

El sector periodístico ha hablado de las dificultades que afrontan como consecuencia de la represión y de la necesidad urgente de la solidaridad internacional. Algunos hablaron desde la cárcel. Otros, como el redactor jefe del diario de la oposición Cumhuriyet acababan de ser condenados. Todos viven bajo la amenaza permanente de la detención arbitraria, el enjuiciamiento y la sentencia condenatoria sólo por hacer su trabajo o por expresar opiniones pacíficas.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

 

<- Volver a la lista