Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(30.09.2016)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 30 de septiembre de 2016

Éstas son las noticias más relevantes de la semana: El histórico acuerdo de paz de Colombia debe garantizar la justicia y el fin de los abusos contra los derechos humanos. En Hungría las personas solicitantes de asilo son sometidas a un trato espantoso. En Malí la sentencia contra Al Mahdi debe ser el primer paso hacia la justicia tras el conflicto de2012. Por último, en Pakistán se debe detener la ejecución de un condenado a muerte con discapacidad mental.

 

Colombia: El histórico acuerdo de paz debe garantizar la justicia y el fin de los abusos contra los derechos humanos

Arrancamos esta semana en Colombia. El éxito del histórico acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y el mayor grupo guerrillero del país, las FARC depende de la capacidad de las autoridades colombianas para garantizar verdad, justicia y reparación a los millones de víctimas que se ha cobrado el conflicto en sus más de 50 años de duración.

Algunas de las disposiciones parecen incumplir el derecho y las normas internacionales relativos a los derechos de las víctimas. Por ejemplo, las penas previstas para quienes admitan responsabilidad en crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad no reflejan la gravedad de tales delitos.

Asimismo, la definición de la responsabilidad de mando podría permitir a muchos jefes de la guerrilla y de las fuerzas de seguridad eludir la acción de la justicia en casos de abusos y violaciones de derechos humanos cometidos por sus subordinados.

Hungría: El espantoso trato a los solicitantes de asilo, una táctica populista deliberada

Seguimos ahora en Hungría. Miles de personas solicitantes de asilo están sufriendo abusos violentos, devoluciones ilegales que no siguen el proceso debido y detenciones ilegítimas a manos de las autoridades húngaras y de un sistema concebido flagrantemente para disuadirlas de presentar su solicitud.

Las personas solicitantes de asilo que consiguen pasar con éxito las “zonas de tránsito” son conducidas a centros de alojamiento para solicitantes, unos abiertos y otros cerrados, cuyas condiciones son pésimas. Los centros carecen de servicios básicos, y apenas proporcionan educación o actividades para niños y niñas o atención médica.

Malí: La sentencia contra Al Mahdi, primer paso hacia la justicia tras el conflicto de Malí

Nuestra siguiente parada es Malí. El Tribunal Penal Internacional ha condenado a Al Mahdi, destacado miembro del grupo armado Ansar Eddine, a nueve años de prisión por dirigir intencionalmente ataques contra edificios religiosos y monumentos históricos de Tombuctú, ciudad del norte del país, entre junio y julio de 2012.

Esta sentencia debe ser el primer paso para que haya rendición de cuentas en general por todos los crímenes cometidos durante el conflicto de Malí en 2012.

Pakistán: Detengan la ejecución de un condenado a muerte con discapacidad mental

Terminamos en Pakistán. Las autoridades no deben ejecutar a un condenado a muerte con un historial médico de enfermedad mental. Imdad Ali fue declarado culpable del asesinato de un profesor de religión en 2002. En 2012 se le diagnosticó “esquizofrenia paranoide”, condición definida como “enfermedad psiquiátrica crónica e invalidante” por el médico que lo examinó.

Imdad Ali continúa en peligro de ser ejecutado. Si el Tribunal Supremo rechaza la petición de suspender la orden de ejecución, podría fijarse automáticamente una nueva fecha.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

Más información en www.amnistiainternacional.es

 

<- Volver a la lista