Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(30.03.2018)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 30 de marzo de 2018

 

Estas son las noticias más destacadas de la semana: En Israel la expulsión de solicitantes de asilo africanos es toda una dejación de responsabilidad que está poniendo en peligro a personas refugiadas. En Yemen, tres años después del inicio del conflicto, la venta de armas de EEUU y Reino Unido a la coalición dirigida por Arabia Saudí continúa destruyendo vidas civiles. En Irak, un informe indica que más de 3.000 personas se enfrentan a la muerte por delitos relacionados con el terrorismo. Y por último, en Mauritania ha aumentado la represión de activistas de los derechos humanos que denuncian la discriminación y la esclavitud.

 

Israel: La expulsión de solicitantes de asilo africanos es una dejación de responsabilidad cruel y desacertada

Comenzamos nuestro repaso de la semana en Israel. La política de expulsión de solicitantes de asilo africanos supone renunciar a sus obligaciones para con las personas refugiadas y es un ejemplo de las despiadadas medidas políticas que fomentan la “crisis global de refugiados”.

Con el nuevo “procedimiento de expulsión a terceros países” del gobierno, quienes aceptan irse reciben 3.500 dólares estadounidenses y un billete para viajar a su país de origen o a un “tercer país” sin especificar. Quienes no aceptan se exponen a permanecer en detención por tiempo indefinido. El gobierno israelí aduce que el programa facilita la “salida voluntaria” de “infiltrados”.

En virtud de la política de la Autoridad de Población, Inmigración y Fronteras israelí, los hombres eritreos y sudaneses “infiltrados” deben abandonar Israel antes del 4 de abril. El “procedimiento de expulsión a terceros países” se basa en la premisa de que las personas expulsadas nunca han solicitado asilo y viven de forma irregular en Israel, o han solicitado asilo pero su solicitud ha sido rechazada. Quienes presentaron su solicitud después del 1 de enero serán igualmente expulsados.

Yemen: Tres años después, la venta de armas de EEUU y Reino Unido a la coalición dirigida por Arabia Saudí destruye vidas civiles

Seguimos en Yemen, cuando se cumplen tres años del inicio del conflicto en el país. Desde que comenzaron los ataques aéreos contra el grupo armado huzí el 25 de marzo de 2015, Amnistía Internacional ha documentado cómo todas las partes en el conflicto han violado una y otra vez el derecho internacional.

Hay numerosos indicios de que el flujo irresponsable de armas a la coalición dirigida por Arabia Saudí ha causado enormes daños a la población civil. Pero esto no ha disuadido a Estados Unidos, Reino Unido y otros Estados, como Francia, España e Italia, de continuar transfiriendo estas armas por valor de miles de millones de dólares. España exportó material de defensa a la coalición saudí por valor de más de 1.200 millones de euros entre 2015 y junio de 2017. Además de destruir vidas civiles, esto es una burla del Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas.

Irak: Alarmantes informes de que más de 3.000 personas se enfrentan a la muerte por delitos relacionados con el terrorismo

Nuestra siguiente parada es Irak. Un informe de Associated Press indica que las autoridades han detenido o encarcelado al menos a 19.000 personas acusadas de tener vínculos con el grupo armado autodenominado Estado Islámico o de otros delitos relacionados con el terrorismo. Además, han condenado a más de 3.000 de ellas a muerte.

Las autoridades iraquíes deben abordar de inmediato las graves deficiencias del sistema de justicia penal y establecer salvaguardias efectivas contra la tortura y la desaparición forzada, y deben garantizar que todas las personas acusadas reciben un juicio justo, que incluya el derecho a asistencia letrada. Las autoridades deben dictar una suspensión inmediata de las ejecuciones como primera medida para la abolición de la pena de muerte.

Mauritania: Aumenta la represión de defensores y defensoras de los derechos humanos que denuncian la discriminación y la esclavitud

Terminamos en Mauritania, donde ha aumentado la represión a activistas de los derechos humanos que denuncian la esclavitud y la discriminación en el país. Están expuestos a sufrir detención arbitraria, tortura, reclusión en prisiones remotas y la prohibición sistemática de sus reuniones.

A pesar de haber abolido la esclavitud en la legislación hace casi 40 años, las autoridades mauritanas siguen tolerando su práctica y reprimiendo a quienes se manifiestan contra ella, lo que supone un menosprecio de los derechos humanos.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

 

<- Volver a la lista