Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(24.11.2016)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 25 de noviembre de 2016

Estas son las noticias más relevantes de la semana: España sigue poniendo trabas a la investigación de los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo. En Grecia, las personas refugiadas en el campo de Souda deben recibir protección frente a los ataques de extrema derecha. En Rusia se cumplen cuatro años de la ley de “agentes extranjeros” de Putin para encadenar y silenciar a las ONG. Por último, en Irán denunciamos cómo las autoridades han difundido vídeos propagandísticos con las “confesiones” forzadas de varios suníes ejecutados.

 

España: Más trabas para no investigar crímenes cometidos durante la Guerra Civil y franquismo

Comenzamos este repaso en España. Amnistía Internacional ha lanzado la campaña #Justiciapornavidad para pedir al nuevo Gobierno medidas eficaces que faciliten la investigación de las graves violaciones de derechos humanos cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo.

España no sólo no investiga, sino que vuelve a poner más trabas para la investigación fuera de nuestras fronteras de los crímenes de derecho internacional cometidos en este periodo. Esto deja a las víctimas y a sus familiares en el olvido y sin opción de obtener verdad, justicia y reparación.

Grecia: Protección para las personas refugiadas de los ataques de la extrema derecha

Seguimos en Grecia, donde no puede permitirse que continúen perpetrándose impunemente ataques contra personas refugiadas en el campo de Souda de la isla griega de Quíos por parte de presuntos individuos de extrema derecha.

La policía y las autoridades judiciales no sólo deben tomar medidas urgentes para investigar estos crímenes de odio y poner a sus autores a disposición judicial, sino que también deben actuar para garantizar la seguridad de las personas refugiadas en la isla.

Rusia: Cuatro años de la ley de “agentes extranjeros” de Putin para encadenar y silenciar a las ONG

Nuestra siguiente parada es Rusia. Más de un centenar de organizaciones han visto su financiación reducida, su reputación ensuciada y a su personal intimidado a causa de la ley rusa sobre “agentes extranjeros" desde su entrada en vigor hace cuatro años. Esta normativa fue concebida para encadenar, estigmatizar y, en última instancia, silenciar a las ONG que mostraban una actitud crítica.

En este tiempo se ha incluido en la lista de “agentes extranjeros” a 148 organizaciones, de las que 27 han cerrado del todo. Quien finalmente ha salido perdiendo no han sido sólo las ONG, sino la sociedad rusa. Amnistía Internacional ha señalado que las autoridades rusas deben derogar la ley de agentes extranjeros y levantar las restricciones arbitrarias al trabajo de las ONG.

Irán: vídeos propagandísticos con las “confesiones” forzadas de varios suníes ejecutados

Por último, nos detenemos en Irán. Las autoridades han utilizado burdas tácticas de propaganda para deshumanizar a las víctimas ante la opinión pública y desviar la atención de los juicios plagados de defectos que desembocaron en sus condenas de muerte.

En un nuevo informe, Amnistía Internacional pone de relieve la campaña mediática emprendida por las autoridades iraníes tras la ejecución colectiva, el 2 de agosto de 2016, de 25 hombres suníes acusados de pertenecer a un grupo armado, consistente en inundar los medios de comunicación controlados por el Estado de abundantes vídeos con sus “confesiones” forzadas en un intento de justificar las ejecuciones.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

 

<- Volver a la lista