Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(20.07.2017)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 21 de julio de 2017

 

El encarcelamiento de la directora de Amnistía Internacional en Turquía y otros activistas supone un duro golpe para los derechos humanos en el país. En Marruecos las autoridades deben asegurarse de que las sentencias para los saharauis acusados por los enfrentamientos en Gdeim Izik no se basan en confesiones o declaraciones obtenidas mediante tortura. En China ha fallecido Liu Xiaobo, defensor de los derechos humanos y Premio Nobel de la Paz. Por último, en México las detenciones arbitrarias están empañando el sistema de justicia del país.

 

Turquía: El encarcelamiento de la directora de AI y otros activistas, duro golpe para los derechos humanos en Turquía

Arrancamos en Turquía donde la prisión preventiva impuesta a seis defensores y defensoras de los derechos humanos es una terrible afrenta a la justicia. Además, marca un nuevo mínimo en la campaña represiva posterior al golpe de Estado en Turquía.

Entre las personas sometidas a prisión preventiva se encuentra la directora de Amnistía Internacional en el país. Fue detenida junto a otros nueve defensores y defensoras de los derechos humanos cuando asistía a un taller rutinario el 5 de julio. Cuatro han quedado en libertad bajo fianza pero continúan sujetos a investigación. Son infundadamente sospechosas de “cometer un delito en nombre de una organización terrorista sin pertenecer a ella”. Las seis personas que han quedado en prisión preventiva se suman al presidente de Amnistía Internacional Turquía, que está encarcelado.

Marruecos y Sáhara Occidental: Las denuncias de tortura siembran dudas sobre el juicio

Nos detenemos ahora en Marruecos y Sáhara Occidental. En los próximos días se espera la sentencia para los saharauis acusados por los enfrentamientos que estallaron al desmantelar las fuerzas de seguridad un extenso campamento de protesta en Gdeim Izik, Sáhara Occidental, en 2010. A los acusados se les imputa responsabilidad en la muerte de 11 integrantes de las fuerzas de seguridad.

Las autoridades judiciales marroquíes deben asegurarse de que las sentencias que se dictarán en un juicio masivo no se basan en confesiones o declaraciones obtenidas mediante tortura u otros malos tratos durante los interrogatorios policiales.

China: Liu Xiaobo, un gigante de los derechos humanos que deja un duradero legado a China y al mundo

Nuestra siguiente parada es China, donde ha fallecido Liu Xiaobo, Premio Nobel de la Paz. Defensor de los Derechos Humanos, Liu Xiaobo era un hombre de intelecto, principios, ingenio y, sobre todo, humanidad férreos.

Durante decenios, luchó incansablemente por promover los derechos humanos y las libertades fundamentales en China. Lo hizo frente a la oposición más implacable y, a menudo, brutal del gobierno chino. Intentaron silenciarlo una y otra vez sin conseguirlo jamás. Pese a sufrir años de persecución, represión y encarcelamiento, continuó luchando por sus convicciones.

México: Las detenciones arbitrarias empañan el “nuevo” sistema de justicia

Terminamos en México. Su sistema judicial es totalmente inadecuado para su propósito y, por tanto, está fallando masivamente a la población. La tóxica combinación de un sistema judicial defectuoso, unos agentes de policía sin la formación adecuada y una impunidad generalizada están fomentando las detenciones arbitrarias y dando lugar a tortura, ejecuciones y desapariciones forzadas.

Un informe de Amnistía Internacional demuestra la manera en que la policía detiene arbitrariamente de forma rutinaria a personas para extorsionarlas. Además, los agentes a menudo colocan pruebas falsas en un intento de demostrar que están haciendo algo para abordar la delincuencia, o de castigar a personas por su activismo de derechos humanos.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

 

<- Volver a la lista