Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(22.05.2016)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 20 de mayo de 2016

Estas son las noticias destacadas de la semana: Yemen ha sufrido una ola de detenciones arbitrarias, desapariciones y torturas cometidas por las fuerzas huzíes para perseguir a opositores. En Irak varios ataques con bombas mortales muestran una indiferencia vergonzosa por la vida humana. Hablaremos también de la situación de las personas refugiadas ya que el nuevo “Índice de Bienvenida a los Refugiados” revela que las políticas gubernamentales sobre refugiados no sintonizan con la opinión pública. Terminamos este repaso en Irlanda tras las fuertes críticas en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a su legislación sobre el aborto.

 

Yemen: Ola de detenciones arbitrarias, desapariciones y torturas cometidas por las fuerzas huzíes para perseguir a opositores

Esta semana comenzamos nuestro repaso en Yemen donde el grupo armado huzí, respaldado por las fuerzas de seguridad del Estado, ha llevado a cabo una ola de detenciones de sus opositores, arrestando arbitrariamente a punta de pistola a las personas críticas y sometiendo a desaparición forzada a algunas de ellas en el marco de una aterradora campaña para acallar la disidencia en las zonas de Yemen que están bajo control huzí.

Estas acciones se han dirigido contra personalidades de la oposición política, defensores y defensoras de los derechos humanos, periodistas y académicos, entre otras personas. Muchas de ellas han permanecido recluidas en régimen de incomunicación durante periodos prolongados, han sufrido tortura y otros malos tratos y se les ha negado el acceso a un abogado y a sus familiares. En la inmensa mayoría de los casos, a las personas detenidas no se les comunicaron los motivos de su arresto.

Irak: ataques con bombas mortales mostrar indiferencia vergonzosa para la vida humana

En Bagdad, capital de Irak, múltiples ataques han causado al menos la muerte de 63 personas. En los últimos siete días han aumentado los ataques mortales con bombas sobre todo en las zonas predominantemente chiíes, algo que indigna a todos los que valoran la vida humana.

Amnistía Internacional ha señalado que el ataque deliberado contra civiles está estrictamente prohibido y nunca puede justificarse. El derecho internacional humanitario también prohíbe los ataques que no distinguen entre civiles y combatientes o civiles que dañan de manera desproporcionada.

El nuevo “Índice de Bienvenida a los Refugiados” revela que las políticas gubernamentales sobre refugiados no sintonizan con la opinión pública

Hablamos ahora de la situación de las personas refugiadas. El nuevo Índice de Bienvenida a los Refugiados, basado en una encuesta mundial a más de 27.000 personas, clasifica a 27 países de todos los continentes según el grado de disposición de su población a aceptar que vivan personas refugiadas en sus casas, barrios, ciudades y países. Alemania, China y Reino Unido se encuentran en los primeros puestos del índice que mide la aceptación pública de los refugiados; Rusia, en el último.

El estudio demuestra que la población está dispuesta a dar la bienvenida a los refugiados hasta niveles asombrosos. Asimismo, demuestra que el discurso político en contra de los refugiados no se corresponde con la opinión pública. Amnistía Internacional pide a los gobiernos que asistirán la semana que viene a la Cumbre Humanitaria Mundial a que se comprometan a adoptar un nuevo sistema permanente para compartir la responsabilidad de acoger y asistir a las personas refugiadas.

Fuertes críticas a la inhumana legislación irlandesa sobre el aborto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Terminamos nuestro repaso en Irlanda, que debe prestar atención a las recomendaciones formuladas en el contexto de su examen periódico universal, especialmente las relacionadas con su draconiana legislación sobre el aborto. Irlanda tiene una de las legislaciones sobre el aborto más restrictivas del mundo. El acceso al aborto sólo es legítimo en situaciones que entrañan peligro de muerte, y las mujeres que se someten a un aborto o los profesionales de la salud que lo practican fuera de estas estrictas circunstancias pueden ser condenados a 14 años de cárcel

Dieciocho Estados han recomendado a Irlanda que amplíe el acceso al aborto y lo despenalice, facilite a mujeres y niñas información completa sobre los servicios de aborto y reforme la Constitución para posibilitar dichas reformas. Todo un contraste con las seis recomendaciones sobre el aborto que recibió en su primer examen, realizado en 2011.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

Más información en www.es.amnesty.org

 

<- Volver a la lista