Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(16.11.2018)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 16 de noviembre de 2018

 

Estas son las noticias más destacadas de la semana: Amnistía Internacional ha retirado su máxima distinción a la lideresa de Myanmmar. En Mauritania un bloguero sigue recluido un año después de la decisión judicial que anuló su condena a muerte. Además, las crueles políticas de migración europeas dejan a las personas refugiadas atrapadas sin salida en Libia. Y terminaremos en Estados Unidos donde la orden ejecutiva de Trump limita los derechos de las personas que solicitan asilo en la frontera sur.

 

Myanmar: Aung San Suu Kyi, despojada de la máxima distinción de Amnistía Internacional

La organización le ha retirado el Premio Embajadora de Conciencia concedido en 2009 ante la vergonzosa traición de la lideresa de Myanmar a los valores que antaño defendió. Aung San Suu Kyi y su gobierno no han denunciado las atrocidades de las fuerzas armadas contra la población rohingya en el estado de Rajine, que lleva años viviendo bajo un sistema de segregación y discriminación equivalente al apartheid.

El secretario general de Amnistía Internacional ha expresado la decepción de la organización por el hecho de que, ocho años después de ser puesta en libertad del arresto domiciliario y a mitad de su mandato, no hubiera utilizado su autoridad política y moral para salvaguardar los derechos humanos, la justicia y la igualdad en Myanmar, citando su aparente indiferencia ante las atrocidades cometidas por las fuerzas armadas del país y la creciente intolerancia hacia la libertad de expresión.

Mauritania: Un bloguero sigue recluido un año después de la decisión judicial que anuló su condena a muerte

Aunque las autoridades debían haberlo excarcelado en noviembre de 2017, Mohamed Mkhaïtir sigue recluido en un lugar no revelado con acceso limitado a su familia y ningún acceso a su equipo de defensa jurídico. Su salud física y mental se está deteriorando como consecuencia de su reclusión prolongada.

Treinta y dos organizaciones de derechos humanos están haciendo campaña a favor de su liberación y protección. Escribir blogs no es un delito y, con arreglo a la decisión del tribunal mauritano, debe ser puesto en libertad inmediata e incondicional, y las autoridades deben explorar todos los medios disponibles para garantizar su seguridad.

Libia: Las crueles políticas de migración europeas dejan a las personas refugiadas atrapadas sin salida

Un año después de la indignación internacional provocada por las impactantes imágenes que mostraban la compraventa de seres humanos en Libia, la situación de las personas refugiadas y migrantes en este país sigue siendo desoladora, y en algunos aspectos ha empeorado.

Un nuevo documento de Amnistía Internacional pone de manifiesto cómo las políticas de los Estados miembros de la UE para frenar la migración, junto con el insuficiente número de plazas de reasentamiento que ofrecen, sigue alimentando un círculo vicioso de abusos, al mantener atrapadas a miles de personas refugiadas y migrantes en terribles condiciones en los centros de detención de Libia, donde están habitualmente expuestas a sufrir tortura, extorsión y violación.

Estados Unidos: La orden ejecutiva de Trump limita los derechos de las personas que solicitan asilo en la frontera sur

Esta política pone innecesariamente en peligro las vidas de miles de personas que huyen de situaciones sumamente peligrosas soportando un arriesgado viaje porque no han tenido más remedio que dejar sus hogares.

Las leyes estadounidenses disponen que cualquier persona puede solicitar asilo, esté o no en un punto de entrada oficial. El discurso de que las personas que piden refugio son una amenaza para la seguridad es una crisis creada por la propia administración Trump y basada en la política del odio y el miedo. Desde 2017, Amnistía viene documentando cómo miles de personas esperan semanas en los puertos de entrada, y otras son rechazadas por los agentes de fronteras de Estados Unidos cuando intentan pedir protección.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

 

<- Volver a la lista