Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Podcast semanal

CC by Patrick Breitenbac, vía Flickr

(13.04.2018)

Amnistía Internacional, informativo semanal a 13 de abril de 2018

 

Estas son las noticias más destacadas de la semana: Presentamos el informe anual sobre la pena de muerte. 2017 fue un año en el que las ejecuciones y las condenas a muerte han disminuido en todo el mundo. Por otro lado, en Colombia hablaremos de la necesaria protección a las personas que defienden los derechos humanos ante la creciente violencia que sufren. Y terminaremos en Hungría, donde Amnistía continuará oponiendo resistencia al retroceso de los derechos humanos.

 

Pena de muerte: El África subsahariana, un faro de esperanza en la tendencia a la baja de ejecuciones y condenas a muerte

Comenzamos con el informe anual de Amnistía Internacional sobre la pena de muerte en el mundo. Las ejecuciones y las condenas a muerte han disminuido en todo el mundo, tras haber alcanzado máximos históricos en años anteriores. África subsahariana ha dado grandes pasos en la lucha mundial por la abolición de la pena capital: Guinea se ha convertido en el 20º Estado abolicionista, las condenas a muerte han disminuido sustancialmente y ha habido iniciativas legislativas constantes.

Estos progresos ilustran la tendencia positiva observada en todo el mundo: los análisis de la organización apuntan a un nuevo descenso en el empleo mundial de la pena de muerte a lo largo del pasado año. Durante 2017 se registró un mínimo de 993 ejecuciones en 23 países. Esto supone una reducción del 4% respecto a 2016 y del 39% respecto a 2015.

Se han dado incluso pasos importantes para reducir el empleo de la pena de muerte en países que son firmes defensores de ella. En Irán, las ejecuciones registradas se redujeron en un 11% y las relacionadas en concreto con delitos de drogas descendieron en un 40%. Asimismo, se tomaron medidas para elevar la cantidad de droga necesaria para imponer la pena de muerte preceptiva.

Sin embargo, en 2017 siguieron observándose preocupantes tendencias en el empleo de la pena de muerte. En 15 países se condenó a muerte o ejecutó a personas por delitos de drogas, contraviniendo así el derecho internacional. Además, en Irán, al menos cinco personas fueron ejecutadas por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años. Asimismo, en Estados Unidos, Japón, Maldivas, Pakistán y Singapur, se ejecutó a personas con discapacidad mental o intelectual, o se las mantuvo condenadas a muerte. En Arabia Saudí, Bahréin, China, Irak e Irán, se registró varios casos de personas condenadas a muerte tras haber “confesado” delitos bajo tortura u otros malos tratos.

Colombia: El Gobierno debe proteger a quienes defienden los derechos humanos ante la creciente violencia

Seguimos en Colombia. El gobierno debe reconocer el aumento en el nivel de violencia en contra de personas defensoras de los derechos humanos y comunidades aún afectadas por el conflicto, así como tomar medidas urgentes para protegerlas.

La ausencia del Estado y su debilidad para garantizar los derechos humanos ha creado el ambiente propicio para que se ataquen los liderazgos comunitarios con impunidad. Esta violencia lesiona profundamente el tejido social necesario para avanzar en la implementación del Acuerdo de Paz. El gobierno colombiano no puede hacer caso omiso de la terrible y creciente ola de asesinatos y amenazas.

Hungría: “Seguiremos oponiendo resistencia al retroceso de los derechos humanos”

Nuestra última parada es Hungría. Tras la aparente victoria del partido del presidente Orbán, Fidesz, en las elecciones generales Amnistía Internacional ha señalado que opondrá resistencia al retroceso de los derechos humanos en el país por las personas que luchan en favor de los derechos y libertades de todas las personas.

Seguiremos rechazando los intentos de fomentar la hostilidad hacia las personas refugiadas y migrantes, y alzando la voz en favor de los grupos que las apoyan y defienden. El trabajo legítimo de las organizaciones que defienden los derechos humanos en Hungría es ahora más importante que nunca, y nuestro compromiso con la decisión de estar a su lado es mayor que nunca.

 

Ver en línea : Amnistía Internacional

 

 

<- Volver a la lista