Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Votación en la ONU impulsa el apoyo a una moratoria global de la pena de muerte

Activistas de Amnistía Internacional se manifiestan contra la pena de muerte. © Aimee Castanell

La gran mayoría de los países del mundo han apoyado una resolución de la Asamblea General de la ONU para establecer una moratoria de las ejecuciones con vistas a abolir la pena de muerte en todo el mundo.

Un total de 114 de los 193 Estados miembros de la ONU han votado en favor de la resolución,
que se presentará ante el pleno de la Asamblea General para su aprobación final en diciembre.

“La votación de hoy confirma que cada vez más países del mundo llegan a la conclusión de que la pena de muerte es una violación de derechos humanos a la que debe ponerse fin. La votación también transmite claramente a la minoría de Estados que siguen ejecutando el mensaje de que están en el lado equivocado de la historia”, ha dicho Chiara Sangiorgio, experta en pena de muerte de Amnistía Internacional.

Desde 2007 ha habido cuatro resoluciones en las que se ha pedido una moratoria global de las ejecuciones, cada vez con más apoyo. Esta vez ha habido tres votos más a favor de esta resolución desde la última vez que se realizó una votación similar, en 2012.

Un total de 114 Estados votaron a favor, 36 votaron en contra y 34 se abstuvieron, comparados con los 111 votos a favor, 41 en contra y 34 abstenciones de diciembre de 2012. El proyecto de resolución fue copatrocinado por 94 Estados miembros de la ONU de todas las regiones del mundo, el mayor número hasta ahora.

Los nuevos votos a favor vinieron de Eritrea, Fiyi, Níger y Surinam. Otra señal positiva fue que Bahréin, Myanmar y Uganda pasaran de votar en contra a abstenerse. Lamentablemente, Papúa Nueva Guinea recorrió el camino inverso, de la abstención al voto en contra de la resolución.

La votación en la Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU, que se ocupa de asuntos sociales, humanitarios y de derechos humanos, es un importante indicador de cómo será la votación de la resolución en el pleno de la Asamblea General el mes que viene, donde se espera que sea aprobada. Aunque no son legalmente vinculantes, las resoluciones de la Asamblea General de la ONU tienen un importante peso moral y político.

“Los Gobiernos de todo el mundo deben aprovechar la oportunidad que les brinda la votación para renovar el diálogo a fin de que esta petición de moratoria se haga realidad. Esperamos que en la votación final de diciembre logre un apoyo aún mayor", ha dicho Chiara Sangiorgio.

Amnistía Internacional insta a todos los Estados miembros de la ONU a que apoyen la resolución cuando se vote su aprobación en la sesión plenaria. Los países que conservan la pena de muerte deben establecer de inmediato una moratoria de las ejecuciones como primer paso hacia la total abolición.

Información complementaria

Al fundarse la ONU, en 1945, sólo ocho de los entonces 51 Estados miembros habían abolido la pena de muerte. Actualmente son 95 los países que la han abolido para todos los delitos, y 137 de los 193 países miembros la han abolido en la ley o en la práctica.

La aprobación de estas innovadoras resoluciones que piden una moratoria del uso de la pena de muerte desde 2007 ha impulsado la renovación del compromiso de lograr la abolición de la pena capital.

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos sin excepción, con independencia del carácter o las circunstancias del delito, de la culpabilidad, inocencia u otras características de la persona acusada y del método utilizado por el Estado para llevar a cabo la ejecución.