Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Ucrania: Debe protegerse a la población civil de Debaltseve y demás zonas en disputa

Gente con bolsas con ayuda humanitaria en la ciudad de Debáltsevo, el este de Ucrania © SHUVAYEV VOLODYMYR / AFP / Getty Images

Con el anuncio del acuerdo de alto el fuego alcanzado hoy en Minsk para el conflicto del este de Ucrania, ambos bandos deben tomar de inmediato medidas para proteger a los civiles hasta que la tregua entre en vigor, ha manifestado Amnistía Internacional. 

Tanto las fuerzas gubernamentales ucranianas como las milicias separatistas deben dejar de inmediato de efectuar ataques indiscriminados, que matan a civiles, y permitir que éstos huyan de las zonas en disputa, como Debaltseve, en condiciones de seguridad.

Como el alto el fuego no entrará en vigor hasta el sábado a medianoche, el riesgo de que haya víctimas civiles mientras continúan las hostilidades es sumamente alto. Los civiles atrapados en las zonas afectadas, como la localidad aislada de Debaltseve, corren especial peligro, pues ambos bandos intentan conseguir más territorio antes de que se detengan los combates. 

“A la vista de la intensidad de los combates que se libran actualmente en Debaltseve y del  probable empeño en intensificar las hostilidades para ganar terreno, tememos por la seguridad de la población civil “ ha señalado Joanne Mariner, asesora general de respuesta a las crisis de Amnistía Internacional, que acaba de regresar esa localidad. 

Hay aún un número desconocido de civiles atrapados en Debaltseve, zona bajo control ucraniano, sometida en la actualidad a intensos ataques de las milicias prorrusas. 

“Cuando fuimos a Debaltseve la semana pasada, encontramos devastación y sufrimiento”, ha explicado. 

“Aunque muchos civiles han sido evacuados, quedan aún varios miles, entre ellos niños,  pensionistas y personas con discapacidades.”   

En una visita de investigación realizada por Amnistía Internacional durante las dos últimas semanas, la organización ha visto a la población de Debaltseve apiñarse en refugios improvisados en sótanos, por temor a los casi incesantes ataques con cohetes y artillería. Sin electricidad, agua corriente ni otros servicios básicos, los habitantes de Debaltseve dependen casi por completo de la ayuda humanitaria. 

Amnistía Internacional ha afirmado que, en el conflicto del este de Ucrania, ambos bandos han violado las leyes aplicables en la guerra al efectuar ataques indiscriminados que han matado a civiles. La intensidad de la violencia y la frecuencia con que se producen muertes civiles han empeorado con la reciente escalada de las hostilidades. 

“Han muerto decenas de civiles en las últimas semanas, desde que se intensificaron las hostilidades, pues ambos bandos continúan empleando armas de efecto indiscriminado, que jamás deben utilizarse para bombardear zonas densamente pobladas”, ha manifestado Joanne Mariner.

El martes, un ataque con cohetes contra la localidad bajo control de Kiev de Kramatorsk, mató a 16 civiles, y otro similar efectuado el miércoles contra la ciudad bajo control separatista de Donetsk mató al menos a otros 5.

Amnistía Internacional ha reiterado su llamamiento a ambos bandos para que protejan a la población civil atrapada en medio de los combates.

Cómo puedes ayudar