Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Se tilda de ‘agente extranjero’ a una ONG rusa que informó sobre la acción militar rusa en Ucrania

La llamada ley “ley de agentes extranjeros” de la Federación Rusa fue aprobada en junio de 2012 y entró en vigor en noviembre de ese mismo año. © AP Photo/Sergei Chirikov

El hecho de calificar oficialmente a una organización de la sociedad civil rusa de ‘agente extranjero’, expresión que evoca el espionaje, por haberse pronunciado sobre Ucrania es una señal del empeño del gobierno de Rusia en suprimir cualquier información sobre sus actividades militares en el país vecino, manifestó Amnistía Internacional.

El pasado 28 de agosto, el Ministerio de Justicia ruso registró legalmente la ONG Madres de Soldados de San Petersburgo como “agente extranjero” conforme a la ley de 2012.

La decisión vino después de las declaraciones públicas de su dirigente, Ella Polyakova, sobre la presunta muerte de soldados rusos que luchan en Ucrania contra las fuerzas ucranianas.

La ONG Madres de Soldados de San Petersburgo confeccionó una lista de unos 100 soldados rusos muertos, según informes, en Ucrania y otros 300 heridos. Exigió asimismo una investigación sobre dichos informes. El Kremlin niega haber mandado tropas a Ucrania así como cualquier implicación directa en lo que insiste que es un conflicto interno de Ucrania.  

“El hecho de que se haya tomado esta decisión ahora demuestra el empeño del Kremlin en amordazar a las personas críticas y mantener un control férreo de cualquier información que apunte a que Rusia interviene de forma directa en el conflicto de Ucrania, a pesar de los indicios en sentido contrario que aumentan día a día. El mensaje queda claro: si te atreves a denunciar, habrá represalias severas,” declaró Sergei Nikitin, director de la Oficina de Moscú de Amnistía Internacional.

La ONG Madres de Soldados Rusos llevará la decisión del gobierno ruso a los tribunales.

Ella Polyakova recalca que la ONG no recibe financiación extranjera alguna, característica necesaria, según la ley, para calificar a una ONG de ‘agente extranjero’. La otra característica requerida es su participación en actividades políticas. Según el gobierno ruso, las actividades políticas de la ONG son “la celebración de reuniones públicas” e “influir en la opinión pública”.

Otra ONG, el Instituto para el Desarrollo y la Libertad de Información, también conocida por su postura independiente y sus pronunciamientos críticos, se añadió al “registro de agentes extranjeros” ese mismo día.

La llamada ley “ley de agentes extranjeros” de la Federación Rusa fue aprobada en junio de 2012 y entró en vigor en noviembre de ese mismo año. Se introdujeron enmiendas en los primeros meses del año en curso que facultaban al Ministerio de Justicia para inscribir legalmente a ONG  como ‘agentes extranjeros’ sin su consentimiento y sin tener que pasar por dilatadas audiencias en los tribunales como había sido el caso hasta hace poco.

Desde que fue promulgada esta ley, cientos de ONG rusas han sido objeto de ‘inspecciones’ sin aviso previo por parte de las autoridades. Varias de ellas han recibido multas cuantiosas por haberse negado a ser calificadas de ‘agentes extranjeros’ y algunas han sido obligadas a cerrar. En menos de tres meses, doce ONG independientes ya han sido inscritas en el registro contra de su voluntad.