Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Se retira cargo que podía ser castigado con pena de muerte a presa de conciencia

La maestra y activista sudanesa Jalila Khamis Koko ya no será condenada a muerte tras retirarse ayer algunos de los cargos formulados contra ella.

El Tribunal Penal de Jartum Norte retiró los cargos castigados con la pena de muerte tras declarar que los testigos del Estado no habían proporcionado pruebas suficientes. Khamis Koko se enfrenta aún a otros dos cargos que conllevan una pena máxima de dos años de prisión y el pago de una multa.

“Es un alivio que el sistema de justicia sudanés haya retirado este cargo falso y que la vida de Jalila ya no esté en juego”, declaró Audrey Gaughran, directora del Programa Regional para África de Amnistía Internacional.

“Sin embargo, la lucha no ha terminado aún. Después de nueve meses, Jalila sigue recluida y su salud se deteriora. Las autoridades deben retirar todos los cargos restantes y poner a Jalila en libertad de forma inmediata e incondicional.”

La próxima comparecencia ante el tribunal de Jalila Khamis Koko está prevista para el 17 de enero.

Cómo puedes ayudar