Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Se deben detener los abusos y crímenes de guerra de las fuerzas de voluntarios progubernamentales

El Secretario General de Amnistía Internacional, Salil Shetty, se ha reunido hoy con el primer ministro de Ucrania Arseniy Yatsenyuk © EPA / MAURIZIO GAMBARINI

En una entrevista mantenida hoy con el primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, ha instado al gobierno ucraniano a detener los abusos y crímenes de guerra de los batallones de voluntarios que actúan junto con las fuerzas armadas regulares ucranianas.

“Las autoridades de Ucrania no deben reproducir el desgobierno y los abusos que han predominado en las zonas que han estado en manos de los separatistas", ha dicho desde Kiev Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

“Si no se pone fin a los abusos y posibles crímenes de guerra de los batallones de voluntarios se corre el peligro de agravar significativamente las tensiones en el este del país y desvirtuar las intenciones de las nuevas autoridades ucranianas, que afirman que reforzarán y harán respetar el Estado de derecho más ampliamente.”

Este llamamiento coincide con la publicación por Amnistía Internacional de un documento con nuevo material de investigación sobre el terreno en la región septentrional de Luhansk, titulado Abuses and war crimes by the Aidar Volunteer Battalion in the north Luhansk region, en el que se documentan la variedad cada vez mayor de abusos cometidos por el batallón de voluntarios "Aidar". 

"Aidar" es uno de los llamados batallones de voluntarios que, en número superior a treinta, han surgido tras el conflicto, vagamente integrados en las estructuras de las fuerzas de seguridad de Ucrania que intentan volver a hacerse con el control de las zonas tomadas por los separatistas.

Amnistía Internacional ha documentado una oleada creciente de abusos –secuestros, detenciones ilegales, malos tratos, atracos, extorsiones y posibles ejecuciones– cometidos por el batallón Aidar, algunos de los cuales equivalen a crímenes de guerra.

La organización pide a las autoridades de Ucrania que integren a todos los batallones de voluntarios, incluido el "Aidar", en una cadena de mando y control eficaz, investiguen sin demora todas las denuncias de abusos y exijan cuentas a los responsables.

El primer ministro de Ucrania ha afirmado que el gobierno se compromete a exigir responsabilidades a todos los perpetradores de abusos relacionados con el conflicto.

"Amnistía Internacional acoge con satisfacción el compromiso del gobierno de Ucrania de restaurar y garantizar la justicia en las zonas afectadas por el conflicto. Haremos que cumpla su promesa", ha dicho Salil Shetty.

Cómo puedes ayudar