Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Rusia: La detención de un destacado periodista muestra la represión que ejercen las autoridades en el contexto de la COVID-19

Ilya Azar / Facebook

En respuesta la condena de 15 días de detención administrativa impuesta hoy al destacado periodista y concejal de distrito de Moscú Ilya Azar por manifestarse en solitario frente a la jefatura de policía moscovita, Natalia Zviagina, directora de Amnistía Internacional Rusia, ha manifestado:

Ilya Azar no ha cometido ningún delito ni ha infringido siquiera la arcaica legislación rusa sobre la celebración de manifestaciones. Su detención es un acto de cobardía de las autoridades, que sintetiza la estrategia de represión del activismo y menoscabo de los derechos humanos de que se vale Rusia para silenciar las voces críticas. En medio de una pandemia global, el gobierno ha sustituido las mascarillas por mordazas con el único fin de protegerse a sí mismo.

“Ilya Azar no sólo ha sido detenido simplemente por ejercer su derecho de reunión pacífica, sino que también ha sido arrojado a una celda donde, debido a las condiciones de hacinamiento, tanto él como las demás personas recluidas en ella corren riesgo de contraer COVID-19. Es preso de conciencia y debe quedar en libertad de inmediato y sin condiciones.

“La protección de la salud pública no debe garantizarse a costa de los derechos humanos. Las autoridades tienen que dejar de utilizar esta crisis mundial de salud como pretexto para la discriminación, la represión y la censura.”

Información complementaria

El 28 de mayo, el Tribunal de Distrito de Tverskoy, Moscú, condenó a Ilya Azar, reportero de Novaya Gazeta y concejal del distrito de Khamovniki, a 15 días de detención administrativa por una supuesta infracción del apartado 8 del artículo 20.2 del Código de Delitos Administrativos (infracción reiterada de las normas de celebración de actos públicos) de Rusia.

Había sido detenido el 26 de mayo cerca de la jefatura de policía de Moscú por manifestarse en solitario para expresar su solidaridad con el activista Viktor Nemytov, detenido también ese día por una protesta similar. Nemytov y Azar protestaban por el procesamiento de Vladimir Vorontsov, administrador del grupo online “Ombudsman de la Policía”, contra quien se han presentado cargos este mes por presunta extorsión. Nemytov fue condenado también, el 27 de mayo, a 15 días de detención administrativa por manifestarse igualmente en solitario.