Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Retos de las Asambleas Nacional y Provincial de Afganistán en materia de derechos humanos

Con motivo de la elección de los diputados de las dos asambleas de Afganistán el próximo 18 de septiembre, Amnistía Internacional ha publicado hoy una carta abierta, titulada Human rights challenges facing Afghanistan’s National and Provincial Assemblies --  An open letter to candidates, en la que se refiere a los derechos humanos de las mujeres y el Estado de derecho en tanto que principales cuestiones que son motivo de preocupación para la organización en Afganistán en materia de derechos humanos.

Los diputados que resulten elegidos se encargarán de elaborar una legislación que moldeará la vida de millones de personas y de establecer prácticas que podrían dirigir la nación durante los próximos decenios.

Amnistía Internacional pide a los diputados que promulguen una legislación que permita a las mujeres de Afganistán vivir sin temor a la violencia, lo que supone entre otras cosas condenar públicamente todas las formas de violencia contra las mujeres y eliminar las leyes que las discriminan.

La organización insta a los diputados a que sustituyan el imperio de las armas por el imperio de la ley, especialmente mediante la reforma, el fortalecimiento y la accesibilidad del sistema de justicia. Asimismo, les pide que se opongan a los abusos contra los derechos humanos y promuevan la rendición de cuentas en el contexto de la “guerra contra el terror”, promulgando leyes que, entre otras cosas, pongan fin a la detención ilegal en lugares desconocidos administrados por fuerzas estadounidenses y afganas, pues constituye una violación del derecho internacional, y concediendo a todos los detenidos acceso pleno a abogados, a médicos y a sus familias.

Amnistía Internacional cree que es esencial para la reconstrucción de Afganistán abordar las violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado, por lo que pide a los diputados que apoyen el trabajo de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán, cuya labor consultiva ha dado como resultado varias recomendaciones para tratar esta cuestión y garantizar que los delitos comprendidos en el derecho internacional lo son también en la legislación afgana.