Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Por correo postal, email, Facebook o Twitter : ¡ACTÚA! Aumenta la violencia contra manifestantes en Honduras

Orlando Sierra AFP/Getty Images

Según los informes, al menos 20 personas han muerto, cientos han sido detenidas y otras han resultado heridas tras la violenta represión de las protestas en torno al procesamiento y el recuento de los votos después de las elecciones presidenciales celebradas en Honduras el 26 de noviembre.

Usa esta carta. Recuerda, la puedes modificar en forma, pero te pedimos que por favor respetes el contenido:

Envía los llamamientos antes del 28 de enero de 2018 a:

 

  • Secretario de Seguridad  
    Señor Julián Pacheco Tinoco   
    Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad
    Aldea el Ocotal Antiguo Local de la Academia Nacional de Policía ANAPO, Tegucigalpa, Honduras
    Correo-e: oaseguridad@hotmail.com sedsdespachohn@gmail.com

  • Embajador en España
    Norman García Paz
    Embajada de Honduras en españa
    Paseo de la Castellana 164, 2-D. 28046 Madrid, España.
    Página de Facebook: https://www.facebook.com/Embajada-de-Honduras-en-Espa
    %C3%B1a-603640856496194/?ref=bookmarks
    Correo-e:  info@embahonduras.es


Más información sobre el caso:


Tras las elecciones presidenciales, Honduras se ha sumergido en una profunda crisis, con denuncias de una violencia constante y en aumento a manos de las fuerzas de seguridad. La falta de transparencia sobre la manera en que se procesan y recuentan los votos ha provocado numerosas protestas y ha dado lugar a que se levanten barricadas callejeras en todo el país. Las fuerzas de seguridad hondureñas han respondido con una violenta represión, que ha puesto en peligro la vida y la integridad física de cientos de personas.

Los niveles de violencia desplegados por las fuerzas de seguridad han ido en aumento desde el 15 de diciembre, mediante la brutal represión de las manifestaciones multitudinarias organizadas como parte de una huelga nacional. Según las organizaciones locales, la policía, la policía militar y el ejército han hecho uso de fuerza excesiva, y han recurrido de forma habitual al uso de armas letales para dispersar a manifestantes.

Las organizaciones locales de derechos humanos confirmaron el uso sustancial e indiscriminado de gas lacrimógeno, arrojado incluso desde helicópteros y en el interior de casas, y a causa del cual varias personas, incluidos niños y niñas, han sufrido problemas respiratorios.

Cientos de personas han sido detenidas o recluidas durante las protestas desde el 29 de noviembre. Amnistía Internacional también ha recibido información sobre redadas ilegales nocturnas llevadas a cabo en casas por las fuerzas de seguridad.

Cómo puedo ayudar