Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Perú: El próximo Gobierno necesita una agenda de derechos humanos

Una mujer indígena quechua deposita su voto durante las elecciones generales del pasado domingo 10 de abril. ©GTRESONLINE/Rodrigo Abd

  • Amnistía Internacional pide a la candidata y al candidato que disputarán la segunda vuelta electoral que se comprometan a garantizar la dignidad de las personas
  • La organización recuerda que deben respetarse los derechos de los pueblos indígenas y los derechos sexuales y reproductivos de toda la población y acabar con la impunidad en las violaciones a los derechos humanos

El próximo presidente o presidenta de Perú debe comprometerse a implementar una agenda de derechos humanos a favor de las personas que siguen viviendo marginadas y discriminadas, como las poblaciones indígenas, las mujeres campesinas, la juventud y las personas LGBTI.

“Los derechos humanos de todas las personas, sin discriminación, son la piedra angular sobre la que se sustenta el estado de derecho y deben guiar la legislación y adopción de políticas públicas, para garantizar que todas las personas puedan vivir con dignidad”, dijo Marina Navarro, directora de Amnistía Internacional Perú.

Desde el inicio de la campaña electoral, la organización ha observado con preocupación cómo la promoción y protección a los derechos humanos ha permanecido en gran medida ausente de los debates y declaraciones de las candidatas y los candidatos presidenciales, salvo en contadas ocasiones.

Amnistía Internacional ha elaborado una Carta Abierta en la que se enumeran los seis puntos que debe tener en cuenta el próximo presidente o presidenta en materia de derechos humanos:

  1. Implementar todos los compromisos internacionales en materia de derechos humanos: Amnistía Internacional espera que la candidata y el candidato reflejen de manera concreta y sin restricciones, en sus propuestas políticas, los compromisos contraídos con Perú respecto a las normas internacionales de derechos humanos.
  2. Garantizar los derechos humanos de los pueblos indígenas: Durante 2015, Perú ha seguido tomando decisiones que afectan a los pueblos indígenas sin respetar su derecho al consentimiento previo, libre e informado. A pesar de que actualmente existe una Ley de Consulta Previa, se han tomado medidas como la Ley 30230, que permitirá la expropiación de tierras sin pasar por este procedimiento. El derecho al consentimiento previo, libre e informado debe ser respetado y quien llegue a la presidencia debe comprometerse con su cumplimiento.
  3. Garantizar que todas las personas puedan ejercer sus derechos a la libre asociación y a la libertad de expresión y de reunión, sin temor a represalias: Es necesario un compromiso para que el precio de las protestas sociales no sea la muerte de personas. Es lamentable que sigan muriendo civiles y policías en situaciones que deben resolverse mediante el diálogo.
  4. Garantizar la promoción y protección de los derechos sexuales y reproductivos de toda la población: No se han tomado las medidas necesarias para asegurar el respeto de los derechos sexuales y reproductivos de la población. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), los embarazos adolescentes de entre 15 y 19 años han aumentado hasta alcanzar el 15%. Además se debe tener un compromiso para que la población joven pueda acceder a información sobre salud sexual y reproductiva.
  5. Erradicar la impunidad y garantizar el resarcimiento a todas las víctimas de violaciones de derechos humanos: Amnistía Internacional hace un llamado al próximo presidente o presidenta a implementar las recomendaciones del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación y, en particular, a que el Estado cumpla con sus obligaciones de investigar, prevenir y sancionar las violaciones a los derechos humanos, así como garantizar que estos hechos no se repitan. Además, se debe garantizar el acceso a la verdad, justicia y reparación de las miles de mujeres que fueron víctimas de esterilización forzada.
  6. Poner fin a la discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género: A lo largo de 2015 hemos visto cómo las personas LGBTI han luchado para acabar con la discriminación sin que se hayan aprobado medidas concretas por parte del Gobierno peruano. El próximo presidente o presidenta debe comprometerse a incluir en el código penal la tipificación de crímenes de odio por delitos cometidos hacia personas por su orientación sexual e identidad de género. Así mismo la organización recomienda que se reconozca el matrimonio civil a personas del mismo sexo como paso para alcanzar la igualdad de derechos.

Es importante recordar a la candidata y candidato que disputarán la segunda vuelta electoral que los derechos humanos existen para proteger a las personas, pero esa protección sólo es efectiva cuando todos los derechos humanos se consideran en su conjunto.

Es necesario tener compromisos concretos para avanzar hacia un futuro donde los derechos de toda la población en Perú sean respetados, indistintamente de su condición social, raza o etnia, género, orientación sexual o identidad de género; y poner fin a la discriminación y exclusión que continúa limitando el libre ejercicio de los derechos de una gran parte de la sociedad peruana.

 

 

Cómo puedes ayudar