Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Nuevas prohibiciones a la libertad de expresión

Londres.- Amnistía Internacional ha manifestado hoy su preocupación por las repercusiones que sobre la libertad de expresión e información tiene la nueva ley promulgada en Cuba que restringe el acceso a Internet. "Las nuevas medidas, que limitan e impiden el uso no oficial de Internet, constituyen otro intento más de cortar el acceso de los cubanos a opiniones alternativas y a un espacio donde debatirlas", declaró la organización de derechos humanos al entrar en vigor la nueva ley el pasado sábado. "Esta medida, que viene a sumarse al procesamiento el año pasado de 75 activistas por expresar pacíficamente sus opiniones, proporciona a las autoridades otro mecanismo para reprimir la disidencia y castigar a quienes discrepan." La nueva ley, que entró en vigor el 10 de enero, limita el acceso a Internet a aquellos que, como las empresas oficialmente reconocidas y las oficinas gubernamentales, tengan cuentas telefónicas especiales que deben pagarse en dólares estadounidenses. Esto impide a los ciudadanos cubanos corrientes acceder al servicio. "Amnistía Internacional teme que las nuevas medidas tengan como finalidad impedir la observación de los derechos humanos mediante la restricción del flujo de información desde Cuba", ha manifestado la organización. "Las autoridades cubanas deben eliminar los obstáculos ilegítimos que frenan la libertad de expresión e información, y deben hacer que su legislación sea conforme con las normas internacionales de derechos humanos de una vez por todas." Información general La gran mayoría de los medios de comunicación de Cuba son propiedad del Estado y están controlados por él. El acceso de los cubanos a los medios de comunicación extranjeros es limitado. Sin embargo, según los informes, fuentes del gobierno cubano han señalado que creen que hasta 40.000 cubanos tienen acceso no oficial a Internet. La Declaración Universal de Derechos Humanos, en su artículo 19, garantiza el derecho a la libertad de opinión y de expresión, que incluye el derecho a " investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión". Este derecho se ha codificado y protegido también en normas como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, los Principios de Siracusa (de la ONU) sobre las Disposiciones de Limitación y Derogación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1985) y los Principios de Johannesburgo sobre Seguridad Nacional, Libertad de Expresión y Acceso a la Información (1996). Amnistía Internacional está actualmente haciendo una campaña en favor de la liberación inmediata e incondicional de 84 presos de conciencia en Cuba, encarcelados por el ejercicio pacífico de sus libertades fundamentales.

Contenidos relacionados