Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Nueva acción para pedir la adhesión de Líbano al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional

En el marco de su campaña para conseguir la ratificación universal del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, Amnistía Internacional y la Coalición de ONG para la Corte Penal Internacional han emprendido hoy una acción para pedir que el gobierno libanés se adhiera al Estatuto de Roma.

 

Líbano desempeñó un importante papel en la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del Estatuto de Roma. Ahora debe demostrar su compromiso con la justicia internacional y alentar a otros Estados de Oriente Medio y Próximo a hacer lo mismo ratificando o adhiriéndose al Estatuto de Roma lo antes posible, dijo hoy Amnistía Internacional. Hasta la fecha, solamente un Estado de la región, Jordania, ha ratificado el Estatuto de Roma, aunque varios lo han firmado. Dado que Líbano no firmó el Estatuto antes de vencerse el plazo del 31 de enero de 2000, debe firmarlo y ratificarlo en un solo paso, procedimiento que se conoce como “adhesión”.

 

“Acogemos con satisfacción los pasos que ha dado Líbano para formar parte del sistema de justicia internacional y ahora instamos al gobierno libanés a seguir adelante con el proceso de adhesión”, dice la organización.

  

Al adherirse al Estatuto, el gobierno libanés deberá aprobar normas legislativas que permitan que los tribunales nacionales cumplan con su responsabilidad primordial de investigar y llevar ante los tribunales los casos de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra y proporcionar su plena cooperación a la Corte Penal Internacional. Amnistía Internacional y la Coalición de ONG para la Corte Penal Internacional están exhortando al gobierno de Líbano a comenzar el proceso de aprobación de la legislación necesaria que permita la aplicación del Estatuto lo antes posible.

 

Durante el último medio siglo se ha negado la justicia, la verdad y la reparación plena a millones de víctimas de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. El Estatuto de Roma establece un nuevo sistema de justicia internacional que transmite a los que planean crímenes atroces el mensaje de que ya no podrán disfrutar de impunidad por sus actos.

 

La Corte Penal Internacional necesita el apoyo de todos los miembros de la comunidad internacional. Amnistía Internacional acoge positivamente la labor que han desarrollado los grupos de la sociedad civil libanesa, así como varios parlamentarios del país, para potenciar el movimiento de apoyo a la Corte Penal Internacional en Líbano. Amnistía Internacional y la Coalición de ONG para la Corte Penal Internacional están alentando a la población libanesa y a todos los pueblos de la región a que participen en esta acción para pedir a Líbano que se adhiera al Estatuto de Roma lo antes posible. Si lo hacen, estarán uniéndose a la lucha por poner punto final a la impunidad de que disfrutan los autores de estos crímenes atroces.

 

Información general

 

El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, adoptado el 17 de julio de 1998, establece que la Corte tendrá jurisdicción sobre los actos de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

 

 Los Estados que han ratificado el Estatuto deben investigar y enjuiciar a las personas acusadas de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra en sus tribunales nacionales. La Corte sólo ejercerá su competencia cuando los tribunales nacionales no puedan hacerlo o no estén dispuestos a ello.

 

El 23 de junio de 2004, el primer fiscal de la Corte, Luis Moreno Ocampo, anunció la apertura de investigaciones formales sobre los graves crímenes cometidos en la República Democrática del Congo desde el 1 de julio de 2002 (fecha de entrada en vigor del Estatuto de Roma). La semana pasada, el 29 de julio, anunció el inicio de investigaciones formales en Uganda. Según los informes, más de tres millones de personas perdieron la vida durante el conflicto en la República Democrática del Congo, muchas de ellas víctimas de crímenes de competencia de la Corte Penal Internacional, como la violación, la tortura, el desplazamiento forzoso y el uso ilegítimo de niños soldados. En Uganda, durante casi dos decenios, el conflicto entre el gobierno ugandés y el grupo armado Ejército de Resistencia del Señor ha dado lugar a denuncias sobre un cuadro similar de abusos sistemáticos contra los derechos humanos.

 

Para más información sobre el tema, consulten la siguiente página web de Amnistía Internacional:

http://web.amnesty.org/pages/icc-010804-action-eng

FIN