Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Muere el ex dirigente militar que no escapó de la justicia

El ex presidente militar Jorge Rafael Videla murió la mañana del 17 de mayo a los 87 años de edad en la cárcel de Marcos Paz de Buenos Aires. © JUAN MABROMATA/AFP/Getty Images

El ex presidente militar de Argentina Jorge Rafael Videla ha muerto en la cárcel, donde cumplía cadena perpetua por los crímenes contra la humanidad cometidos durante su presidencia.

“Argentina fue pionera en el procesamiento de los responsables de la tortura, el homicidio y la desaparición de miles de personas durante los muchos regímenes militares que hubo en toda Latinoamérica”, ha dicho Mariela Belski, directora de Amnistía Internacional Argentina.


“Instamos a Argentina y a otros países de la región a seguir con sus esfuerzos para que todos los responsables de los terribles crímenes perpetrados durante los años más oscuros de la región comparezcan ante la justicia. Aún queda mucho por hacer.”

El ex presidente militar Jorge Rafael Videla ha muerto esta mañana a los 87 años de edad en la cárcel de Marcos Paz de Buenos Aires.

El año pasado había sido condenado a 50 años de cárcel por su implicación en el secuestro sistemático de niños y niñas durante el régimen militar del país, entre 1976 y 1983.

"Desde el comienzo del régimen de Videla Amnistía Internacional recibió denuncias de violaciones de derechos humanos. En noviembre de 1976, la organización hizo una visita de investigación a Argentina. El resultado de esta visita fue la publicación de un exhaustivo informe con detalles sobre la práctica de la detención sin orden judicial y de la tortura y la primera lista de personas desaparecidas”.

En la actualidad, Videla estaba siendo juzgado también por su participación en la Operación Cóndor, una operación secreta coordinada de países latinoamericanos para el intercambio, la persecución y la desaparición de activistas políticos.  

Videla lideró el golpe militar de Argentina de marzo de 1976 y fue jefe de la junta militar hasta 1981. Los grupos argentinos de derechos humanos afirman que durante el régimen militar argentino al menos 30.000 personas fueron secuestradas, torturadas y sometidas a desaparición.