Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Concentración pública y entrega cerca de 25.000 firmas en la embajada norteamericana

Mensaje a Collin Powell: "Estados Unidos debe terminar con la pena de muerte a menores"

El Tribunal Supremo aplaza dos ejecuciones previstas para los próximos días

Madrid.- Amnistía Internacional ha entregado hoy en la embajada de Estados Unidos, después de una concentración pública, una carta dirigida al Secretario de Estado norteamericano, Collin Powell, en la que insta al Gobierno estadounidense a poner fin a la ejecución de personas que cometieron delitos cuando eran menores de edad.

 

Junto a esta carta, también se han entregado cerca de 25.000 firmas de ciudadanos, recogidas por Amnistía Internacional en los últimos meses, que reclaman la abolición de esta horrible práctica.

 

"Estados Unidos se autocalifica de defensor mundial de los derechos humanos, y sin embargo ha sido autor de 13 de las 19 ejecuciones de menores de que se ha tenido noticia desde 1998. A medida que otros países que cometían esta misma violación de los derechos humanos se van retirando del camino, Estados Unidos sigue condenando a muerte a menores en el momento de cometer el delito", afirma Estaban Beltrán, director de la sección española de Amnistía Internacional.

 

Avances contra la pena de muerte

 

Amnistía Internacional se alegra por el aplazamiento de la ejecución en Texas de Edward Capetillo y Anzel Jones, previstas para el 30 de marzo y 29 de abril, respectivamente, que cometieron delitos cuando eran menores de edad.

 

Sin embargo, las autoridades de Texas han indicado su intención de continuar con otras tres ejecuciones de menores ya fijadas, a pesar de que el Tribunal Supremo sigue pendiente de la revisión de los casos. Efraín Pérez (23 de junio), Raúl Villarreal (24 de junio) y Mauro Barraza (29 de junio) serán ejecutados en menos de cien días si el Tribunal Supremo de Estados unidos no aplaza su ejecución.

 

Amnistía Internacional expresa igualmente su satisfacción por otros avances en Estados Unidos en la lucha contra la pena de muerte a menores. Los estados de Wyoming y Dakota del Sur han elevado la edad mínima para poder ser ejecutado a 18 años en el momento de cometer el crimen, y se espera que el Senado de New Hampshire haga lo mismo en un futuro próximo.

 

Con estos datos, 31 de los 50 estados que componen la Unión no tienen pena de muerte para menores. 19 estados con pena de muerte la prohíben para menores de 18 años y 12 estados no la usan contra nadie.

 

Para Amnistía Internacional estos recientes avances son la evidencia de que existe un "consenso nacional" contra la ejecución de menores dentro de otro claro consenso Internacional que opina que esas ejecuciones son un error. "Matar a menores equivale a matar la esperanza en el futuro. Casi todos los países del mundo han abandonado esta vergonzosa práctica. Es preciso persuadir a la minoría de que están actuando en el lado equivocado de la historia", ha declarado la organización de derechos humanos.

 

"Los avances internacionales hacia la proscripción de la pena de muerte para menores nos dan motivos para creer que nuestra meta es alcanzable", ha afirmado Esteban Beltrán.

 

La concentración pública de hoy y el acto de entrega de cerca de 25.000 firmas forma parte de la campaña mundial de dos años de duración que Amnistía Internacional emprendió en febrero pasado bajo el lema "¡NO A LA EJECUCIÓN DE MENORES!" y que tiene por objetivo eliminar la pena de muerte a menores para diciembre de 2005. Los ciudadanos que lo deseen pueden participar en la campaña mostrando su oposición a la pena de muerte a través de la página web www.es.amnesty.org.

 

Información general

 

El derecho internacional prohíbe la imposición de la pena de muerte en los casos de delitos cometidos por menores de edad, es decir, contra personas que fueran menores de 18 años en el momento de cometer el delito. Sin embargo, desde 1990 Amnistía Internacional ha registrado en todo el mundo 34 ejecuciones de menores en ocho países, 19 de ellas en Estados Unidos.

 

Hoy día, 192 países han ratificado la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, uno de los tratados que prohíben este tipo de ejecuciones.

 

Desde 1990 se han registrado en todo el mundo 34 ejecuciones de menores en ocho países, 19 de ellas en Estados Unidos. De los ocho países en cuestión, Yemen, Pakistán y China han abolido ya este uso de la pena de muerte, aunque en los dos últimos sigue habiendo problemas respecto a la aplicación de la nueva ley. Respecto a Irán, el Parlamento aprobó en diciembre de 2003 un proyecto de ley que elevaba a 18 años la edad mínima para ser condenado a muerte, y ahora se está a la espera de que lo apruebe el Consejo de Guardianes.

 

La República Democrática del Congo ha abolido los tribunales militares especiales que dieron lugar a la ejecución de un menor en el año 2000. Amnistía Internacional no ha tenido noticia de ejecuciones de menores en Arabia Saudí desde 1992 ni en Nigeria desde 1997. También hay menores condenados a muerte en Filipinas y Sudán.

Cómo puedes ayudar