Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Malí: La investigación de la CPI sobre crímenes cometidos durante el conflicto, fundamental para la justicia

Campo de entrenamiento militar de Ganda Iso al norte de Malí. © AI

“Es una importante oportunidad  de conseguir justicia para las víctimas de delitos de derecho internacional cometidos durante el año pasado en Malí y transmite a quienes planean y cometen esos delitos un importante mensaje de que no pueden actuar impunemente y que pueden ser llevados ante la justicia”, ha manifestado Paule Rigaud, directora adjunta del Programa para África de Amnistía Internacional.

El anuncio de que la Corte Penal Internacional (CPI) abrirá una investigación sobre los delitos de derecho internacional cometidos durante el conflicto que azota Malí desde hace un año es un paso fundamental hacia la justicia para las víctimas.

Desde que comenzó el conflicto armado en el norte de Malí en enero de 2012, Amnistía Internacional ha documentado delitos de derecho internacional cometidos por todas las partes enfrentadas.

Los tuareg y los grupos armados de oposición islamistas han cometido abusos contra los derechos humanos, tales como tortura y homicidios de soldados malienses capturados, violación de mujeres y niñas y reclutamiento de niños y niñas soldados. También han atacado y destruido lugares culturales y religiosos.

Las fuerzas de seguridad de Malí también han cometido violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, como ejecuciones extrajudiciales de civiles tuareg, bombardeos indiscriminados de campamentos nómadas tuareg y matanzas de ganado del que la población nómada depende para sobrevivir.

Los delitos no se limitan al norte del país. Amnistía Internacional también ha documentado casos de tortura, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y ataques contra dirigentes políticos, periodistas y otras personas que manifestaban su disidencia pacíficamente en el sur, donde se encuentra la capital, Bamako.

El Gobierno de Malí debe tomar también medidas para garantizar la justicia, la verdad y la reparación para todas las víctimas. Pese a que se han abierto varias investigaciones sobre algunos de esos casos, ninguno de ellos ha llegado a los tribunales nacionales.

Cómo puedes ayudar