Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Los Gobiernos del mundo siguen poniendo en peligro a las futuras generaciones


Un nuevo informe revela el uso de niños y niñas en más de 20 conflictos en el mundo

Londres.- “Los gobiernos están obstaculizando el progreso alcanzado hasta el momento para acabar con el uso de niños como soldados en el mundo”, señala en su nuevo informe una coalición formada por las organizaciones internacionales líderes en derechos humanos y  acción humanitaria.

 

La Coalición Internacional para Acabar con la Utilización de Niños Soldados hizo público hoy el estudio más completo hasta la fecha sobre la situación de los niños soldados en el mundo. El Informe global señala que niños y niñas combaten en prácticamente todos los principales conflictos armados del mundo, tanto en las filas de las fuerzas gubernamentales como en lass de los grupos armados de oposición. Esos niños y niñas son objeto de abusos sistemáticos y están constantemente expuestos a morir en combate.

 

La Coalición responsabilizó a los gobiernos de la Unión Europea, los miembros G-8 y los representantes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de falta de liderazgo para acabar con esta terrible práctica e hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que asegure la aplicación efectiva de la prohibición del uso de niños soldado.

 

“Los niños deberían ser protegidos contra la guerra, no utilizados para sostenerla. Sin embargo, hoy, gobiernos y grupos armados están robando su infancia a generaciones enteras de niños”, señaló Casey Kelso, Coordinador de la Coalición Internacional para Acabar con la Utilización de Niños Soldado.

 

“Un mundo donde los niños no participen en la guerra es posible, pero sólo si todos los gobiernos demuestran voluntad política y coraje para hacer que leyes internacionales se cumplan.”

 

“El Informe Global sobre Niños Soldado 2004” examina la evolución del uso de niños y niñas como soldados en 196 países entre 2001 y 2004. A pesar de algunos éxitos, el reclutamiento de niños en muchos conflictos se mantuvo o creció en ese periodo. El fin de conflictos como los de Afganistán, Angola o Sierra Leona permitió la desmovilización de unos 40,000 niños; sin embargo, al mismo tiempo, más de 25,000 niños fueron utilizados en Costa de Marfil y Sudán solamente.

 

Con la ruptura de los compromisos de algunos gobiernos y la falta de liderazgo de otros se ha desvirtuado el progreso alcanzado en otras áreas como la creación de un tratado de Naciones Unidas sobre niños soldados , la puesta en marcha de varios programas de desmovilización de niños o el comienzo de los primeros procesos contra reclutadores de niños ante tribunales internacionales.

 

Aunque el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado el uso de niños como soldados e investiga a quienes los reclutan, algunos de sus miembros han obstaculizado la labor del consejo al oponerse a la imposición de sanciones efectivas contra los reclutadores. La Coalición exhortó hoy al Consejo de Seguridad a tomar acciones urgentes y enérgicas para evitar el reclutamiento de niños, aplicando las sanciones correspondientes y favoreciendo el procesamiento de presuntos reclutadores ante el Tribunal Penal Internacional.

 

Los grupos armados, tanto paramilitares apoyados por los gobiernos como fuerzas de oposición, son los principales culpables del reclutamiento y uso de niños soldados. Docenas de grupos en más de 21 conflictos han reclutado decenas de miles de niños desde 2001, forzándolos a combatir, entrenándolos en el uso de explosivos y armas, y exponiéndolos a todo tipo de violencia, desde trabajos forzados y tortura hasta violaciones y abusos sexuales.

 

Niños y niñas del grupo armado Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, por ejemplo, fueron sometidos a consejos de guerra por infracciones disciplinarias y en algunos casos otros niños fueron obligados a ejecutarlos. Grupos armados del este de la República Democrática del Congo abusaron sexualmente y violaron a las niñas y forzaron a los niños a matar a sus propios parientes.

 

La Coalición afirma que todos los grupos armados deben proteger a los niños de los conflictos o, en caso contrario, responder ante la ley.

 

Al menos en 10 conflictos, incluyendo Burundi, República Democrática del Congo, Myanmar, Sudán y Estados Unidos, los gobiernos usaron niños. En otros, como los de Colombia, Uganda y Zimbabwe, apoyaron a grupos paramilitares y milicias que usaron niños soldados. Estados como Indonesia y Nepal usaron niños como informantes, espías o mensajeros.

 

Algunos gobiernos, como Burundi, Indonesia y la Federación Rusa, mataron, torturaron o detuvieron arbitrariamente a niños sospechosos de apoyar a la oposición armada. Niños palestinos detenidos por las fuerzas israelíes de ocupación fueron torturados o amenazados para convertirlos en espías o confidentes.

 

Los gobiernos occidentales también han roto sus compromisos de proteger a las futuras generaciones al proporcionar armas o entrenamiento militar a gobiernos como los de Rwanda y Uganda que han usado niños y apoyan grupos armados que tienen niños en sus filas.

 

Al menos 60 gobiernos, incluyendo Australia, Austria, Alemania, los Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos, continúan reclutando legalmente niños de 16 y 17 años.

 

La Coalición hizo hoy un llamamiento a los gobiernos para que prohíban todo reclutamiento de menores de 18 años por cualquier fuerza armada y para que ratifiquen y apliquen en su totalidad el tratado sobre niños soldados de la ONU, que está contribuyendo a la reducción del número de niños usados en conflictos.

 

*La Coalición española está formada por Amnistía Internacional y Save The Children.