Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Libertad inmediata para las cuatro defensoras

Guerrilleros del ELN, Antioquia, Colombia. © AP

Amnistía Internacional hace un llamado por la inmediata liberación y el respeto a la vida e integridad personal de las defensoras de derechos humanos Nohora Guerrero, Lizbeth Jaime, Mónica Duarte y María Angélica González quienes, según la información recibida, se encuentran retenidas por el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) desde el pasado 9 de Julio de 2010.

Lizbeth Jaime, Mónica Duarte y Nohora Guerrero, integrantes de la Fundación Progresar, y María Angélica González del Programa de Atención a Comunidades en Riesgo de la Vicepresidencia de la República, se encontraban desarrollando actividades humanitarias con población en situación de desplazamiento forzoso en el municipio de Teorama, Norte de Santander, cuando fueron retenidas por hombres armados identificados como miembros del ELN, según la información recibida. Desde entonces no se ha recibido noticia de su paradero.  

Amnistía Internacional expresa su solidaridad a las familias de las cuatro defensoras retenidas y hace un llamado a las autoridades para que de común acuerdo con los familiares de las defensoras tomen las medidas necesarias para su inmediata liberación y la protección de su vida e integridad personal.

Amnistía Internacional condena la toma rehenes y la retención ilegal de personas. La toma de rehenes es una grave infracción al Derecho Internacional Humanitario. Llamamos a la inmediata e incondicionada liberación de las cuatro defensoras y de toda persona parte de la población civil que se encuentra retenida por las partes del conflicto armado colombiano.

Defender los derechos humanos es una actividad legítima que debe ser protegida y respetada. El Estado tiene la responsabilidad de respetar, proteger y garantizar el efectivo goce del derecho a defender los derechos humanos y todo grupo o persona individual debe respetar dicha actividad, tal como la establece la Declaración de Defensores de Derechos Humanos adoptada por la Organización de las Naciones Unidas en 1998.

//FIN.