Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Las propuestas de reforma laboral de la población migrante, “una oportunidad perdida”

Trabajadores migrantes de la construcción en Doha © Amnistía Internacional

Las reformas anunciadas por el gobierno de Qatar no contienen los cambios fundamentales que es necesario realizar para abordar los abusos sistémicos que se cometen contra los trabajadores migrantes en la construcción, el trabajo doméstico y otros sectores, ha manifestado Amnistía Internacional hoy.

Las medidas propuestas contrastan acusadamente con las conclusiones del bufete jurídico internacional DLA Piper, cuyo informe, encargado por el gobierno, confirma muchas de las extraídas por Amnistía Internacional acerca de la naturaleza sistémica de los abusos contra los trabajadores migrantes.

"A juzgar por el anuncio de hoy, las propuestas parecen una oportunidad perdida –ha señalado James Lynch, investigador de Amnistía Internacional sobre los derechos de la población migrante del Golfo–. El gobierno afirma que ha procedido a abolir el sistema de patrocinio, pero lo que está haciendo parece más un cambio de nombre que una reforma sustantiva.”

“En particular, sigue sin explicarse claramente cómo se traducirán en la práctica las propuestas de reforma relativas al permiso de salida ni, si con las nuevas disposiciones, los empleadores seguirán pudiendo oponerse a que los trabajadores se marchen del país.”

Todo sistema que dé a los empleadores derecho a oponerse a que alguien salga de Qatar se presta por naturaleza a ser utilizado de manera indebida. Las restricciones generales de la capacidad de las personas migrantes para salir de Qatar constituyen una violación del derecho a la libertad de circulación.

El gobierno ha anunciado también medidas nuevas como la imposición de penas adicionales en caso de infracción de la legislación laboral y la confiscación del pasaporte y la contratación de más inspectores de trabajo.
“Aunque algunas de las medidas anunciadas hoy son positivas y, si se aplican, mejorarán las condiciones de los trabajadores, no tienen el suficiente alcance”, ha afirmado James Lynch.

“En vez de retocar el sistema de patrocinio y cambiarle de nombre, el gobierno debe comprometerse ya a llevar a cabo una forma verdadera y profunda. Además deben adoptarse medidas concretas con respecto al acceso a la justicia, la atención de la salud y la rendición de cuentas del sector privado por los abusos contra trabajadores migrantes.”

En la mayoría de los casos, el gobierno no menciona en su declaración ningún plazo de aplicación de las reformas.
El informe de DLA Piper, publicado también hoy, es sumamente crítico con varios aspectos de las leyes y políticas de Qatar, especialmente con el sistema de patrocinio o kafala, que considera que “no es ya la herramienta apropiada para el control efectivo de la migración en Qatar.” Sin embargo, aunque también se afirma en el informe que el gobierno debe “examinar y reconsiderar la necesidad de visado de salida”, no se menciona ningún plazo para la abolición del permiso de salida.

“Acogemos con satisfacción que un informe encargado con el gobierno sea tan categórico con respecto a las deficiencias del sistema de patrocinio. Muchas de sus conclusiones y recomendaciones coinciden con las de las investigaciones de Amnistía Internacional”, ha explicado James Lynch.

Aunque en el informe se formulan algunas buenas recomendaciones, apunta sobre todo a la reforma del sistema de patrocinio y permiso de salida. Las recomendaciones de DLA Piper no siempre reflejan su análisis del problema. El sistema de patrocinio no cumple su función y el permiso de salida es  injustificable.”

Cómo puedes ayudar