Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Las fuerzas de las ONU se enfrentan a la “mayor prueba” para proteger a la población civil mientras se agrava la violencia

Las fuerzas de la MINUSCA en la República Centroafricana © UN Photo / Catianne Tijerina

Las fuerzas de la ONU para el mantenimiento de la paz en la República Centroafricana (RCA) se enfrentan a la mayor prueba que van a tener que superar desde su despliegue el mes pasado. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional hoy, cuando se está recibiendo información sobre enfrentamientos armados y violencia sectaria en la capital, Bangui, que han sido causa de homicidios de civiles. 

“Esta preocupante información supone que las fuerzas para el mantenimiento de la paz, la MINUSCA, tendrán que superar todavía la mayor prueba y hacer cuanto puedan para proteger a los civiles amenazados por el aumento de la violencia”, ha señalado Christian Mukosa, investigador de Amnistía Internacional sobre la RCA.

El mayor temor para la población civil de la RCA es que se vuelva al devastador grado de violencia de que fue testigo Amnistía Internacional en diciembre de 2013. La MINUSCA debe trabajar en colaboración con todas las partes en el conflicto para impedir los homicidios ilegítimos y los ataques contra civiles.”

La información recibida habla de intenso fuego de ametralladora y mortero, así como de saqueos e incendios de viviendas y comercios, en varias partes de la ciudad, en medio de enfrentamientos entre Seleka, las fuerzas antibalaka y otros grupos armados. Sin embargo, las autoridades transicionales de la RCA guardan hasta ahora silencio acerca de la escalada de violencia.

El Comité Internacional de la Cruz Roja ha informado hoy de que se han obstaculizado con amenazas los intentos de los equipos de socorro de llegar hasta los heridos y retirar los cadáveres.

Fuentes de Amnistía Internacional en la ciudad informan del homicidio de decenas de personas, incluidos civiles, desde el martes.