Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Las fuerzas de la OTAN que van a comenzar a trabajar en el mar Egeo deben actuar de acuerdo con el derecho internacional

Voluntarios ayudando a refugiados en Lesbos, Grecia © GTRESONLINE
Voluntarios ayudando a refugiados en Lesbos, Grecia © GTRESONLINE

Las fuerzas de la OTAN que van a comenzar a trabajar en el mar Egeo deben actuar de acuerdo con el derecho internacional llevando a cabo operaciones de búsqueda y salvamento de personas en peligro, y no devolver ilegalmente a las personas refugiadas a Turquía, afirma Amnistía Internacional.

“Cientos de personas refugiadas, entre ellas muchos menores de edad, han muerto ya este año al intentar la peligrosa travesía del mar Egeo. Cualquier embarcación de la OTAN que aviste una embarcación en peligro debe prestar de inmediato una asistencia que puede salvar vidas”, ha afirmado Iverna McGowan, jefa de la Oficina de Amnistía Internacional ante las Instituciones Europeas.

“Las fuerzas de la OTAN no deben convertirse en modo alguno en una barrera más entre las personas refugiadas y la protección internacional a la que legalmente tienen derecho. Interceptar a las personas refugiadas que intentan llegar a Europa y devolverlas a Turquía —que ya acoge a 2,5 millones— sería una grave violación de su derecho a solicitar asilo, y atentaría contra el derecho internacional.”

Europa debe aplicar y ampliar con carácter inmediato planes para reasentar a las personas refugiadas procedentes de Turquía. Ofrecer alternativas legales y seguras sería la única medida con probabilidades de disuadir a la gente de emprender travesías marítimas peligrosas e irregulares.

La OTAN ha anunciado hoy su decisión de enviar tres buques al mar Egeo para ayudar a “contener el flujo” de personas refugiadas y migrantes que llegan a Europa, y llevará a cabo labores de vigilancia de los traficantes de personas, las redes delictivas y las travesías irregulares a Grecia.