Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Las fuerzas de Gadafi atacan indiscriminadamente Misrata

Casa alcanzado por un cohete en la zona de Qasr Ahmad, Misrata, Libia, a 16 de abril de 2011. © Amnistía Internacional

Londres.- Amnistía Internacional ha corroborado hoy las denuncias sobre el uso de minas antivehículo en el puerto de Misrata por las fuerzas leales al coronel Gadafi, mientras continúan los ataques indiscriminados contra esta ciudad libia.
 
El último ataque contra la zona portuaria provocó el incendio de varios depósitos de combustible, privando así a la ciudad del combustible que tanto necesita para abastecer los generadores que suministran electricidad a hospitales y otras instalaciones vitales.  
 
“El uso de minas antivehículo contra el puerto de Misrata es una evidencia más de que el régimen de Gadafi está decidido a incrementar el aislamiento de los habitantes de la ciudad del mundo exterior y negarles la ayuda humanitaria que tanto necesitan”, ha dicho Donatella Rovera, asesora general de Amnistía Internacional.

Según informaciones corroboradas por Amnistía Internacional, las minas son transportadas por cohetes de 122 mm de fabricación china que estallan en vuelo y diseminan a gran distancia ocho minas antivehículo tipo 84, modelo A.
 
Cada mina va equipada con un paracaídas que la activa y regula su descenso. El lanzamiento de los cohetes, que tienen un alcance de varios kilómetros, se efectúa desde sistemas lanzacohetes múltiples con capacidad para 24 cohetes.
 
"Este tipo de ataques constituyen una amenaza constante para la población civil. Estos cohetes no pueden ser dirigidos a objetivos concretos y su carga explosiva se esparce por una gran superficie, sin que las minas distingan entre vehículos civiles y militares”, ha afirmado Donatella Rovera.
 
Ésta es la segunda vez en una semana que las fuerzas leales al coronel Gadafi utilizan minas para atacar el puerto de Misrata. El 29 de abril colocaron minas marinas a dos o tres kilómetros de la costa y en los accesos a Misrata. Y durante todo el tiempo han seguido disparando cohetes y otros proyectiles contra el puerto y sus alrededores desde las posiciones que ocupan en torno a la ciudad.  
 
“Estos ataques sistemáticos contra la única vía para el acceso a Misrata de la ayuda humanitaria y para la evacuación de los enfermos y heridos graves de la ciudad equivalen a un castigo colectivo contra su población”, ha dicho Donatella Rovera.

“Todos los integrantes de la cadena de mando del régimen Libio, desde el primero hasta el último eslabón, deben ser conscientes de que los responsables de ataques indiscriminados y castigos colectivos tendrán algún día que responder de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, y deben poner fin a los ataques indiscriminados y los castigos colectivos y permitir que llegue hasta la población civil la ayuda humanitaria adecuada."
 
La protección que la comunidad internacional ha prometido a la población civil de Libia incluye la protección frente a castigos colectivos.  
 
La comunidad internacional debe incrementar sus esfuerzos para que cese la descarga de cohetes y bombas contra Misrata y para garantizar una entrada y salida seguras de personas y ayuda humanitaria. 

 

Para más información

 

"Libia: Misrata sitiada y en al línea de fuego."