Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Las autoridades deben derogar las leyes represivas en un contexto de violencia

Las fuerzas de seguridad han matado a decenas de manifestantes en la localidad de Deraa. © AP GraphicsBank

Londres.- Ante los informes que hablan de nuevas muertes de manifestantes durante el fin de semana, Amnistía Internacional ha declarado hoy que el compromiso del gobierno de Siria de levantar el estado de excepción, vigente desde hace largo tiempo, debe ir acompañado de la adopción rápida de medidas concretas.

Ayer un funcionario manifestó que se pondría fin a la represiva ley de excepción, en vigor desde 1963, pero no precisó cuándo.

Aumenta la presión sobre las autoridades sirias tras la muerte de decenas de manifestantes más en diversas localidades de todo el país.

El compromiso de las autoridades de levantar el estado de excepción debe ir acompañado de medidas concretas inmediatas para que sea creíble”, ha declarado Malcolm Smart, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

El gobierno debe especificar con exactitud qué acarrearán los cambios y cuándo entrarán en vigor.

Mientras tanto, el presidente Al Assad debe pedir que se ponga fin de inmediato a los homicidios de manifestantes en las calles de Siria y hacer que los jefes de seguridad y sus abusivas fuerzas rindan cuentas de sus actos.

Informes sin confirmar indican que desde el viernes 37 personas han perdido la vida en Damasco y otras localidades, como Al Tall, Latakia, Al Samamayn, Deraa y Homs.

Muertes que, según fuentes verosímiles, se suman a las de al menos 55 personas ocurridas la semana pasada en la zona de Deraa.

Amnistía Internacional pide que el presidente sirio  Bashar al Assad lleve a cabo diversas reformas fundamentales en el contexto del levantamiento de la ley de excepción.

Entre las reformas deben incluirse la abolición de los tribunales especiales de seguridad que han constituido una afrenta a la justicia durante tantos años y el fin de la inmunidad frente al procesamiento de la que siguen disfrutando las fuerzas de seguridad, que contribuye a incrementar su abuso sistemático de los derechos humanos”, ha manifestado Malcolm Smart.

También se necesita con urgencia una nueva ley de medios de comunicación y una nueva ley de partidos políticos para garantizar que se permite a la población siria expresar ideas que pueden contener críticas al gobierno baasista, que se ha mantenido aferrado al poder durante casi medio siglo.
 
Aunque las autoridades han culpado de muchas de las muertes de manifestantes a bandas armadas, los indicios de que se dispone señalan como responsables al gobierno y sus fuerzas.

Parecería que estas afirmaciones sobre bandas armadas socavarían la credibilidad de cualquier investigación que según las autoridades estén llevando a cabo", ha señalado Malcolm Smart.

Los constantes informes de homicidios ponen de manifiesto la necesidad urgente de detener los tiroteos y garantizar que se lleva a cabo de inmediato una investigación exhaustiva e independiente que concluya con la puesta a disposición de la justicia de los responsables.

 

Cómo puedes ayudar