Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

La Corte Suprema de Delaware declara inconstitucional la pena de muerte

© J. Stephen Conn via flickr

La Corte Suprema de Delaware ha resuelto que la pena de muerte en el estado, tal como está planteada actualmente, es inconstitucional a la luz de la reciente sentencia de la Corte Suprema en el caso Hurst v. Florida La sentencia del caso Hurst exigía que fueran los jurados, y no los jueces, quienes determinen si se impone la pena de muerte.

Esta sentencia convierte Delaware, que no ha ejecutado a nadie desde 2012, en el 19º estado de Estados Unidos que decide abolir la pena de muerte. Otros doce estados no han llevado a cabo ejecuciones en 10 años o más, lo que refleja la tendencia ya larga a abandonar la pena capital.

"Sigue creciendo el impulso contra la pena de muerte, y Delaware se ha unido hoy a una mayoría creciente en el lado correcto de la historia”, dijo James Clark, responsable de la campaña contra la pena de muerte en Amnistía Internacional EE. UU.

 

Amnistía Internacional ha documentado un descenso continuo del uso de la pena de muerte en Estados Unidos y en todo el mundo. En 2015, hubo ejecuciones únicamente en seis estados, y el 86 por ciento de ellas se concentró en sólo tres: Texas, Misuri y Georgia.

En los últimos 15 años, las condenas a muerte en Estados Unidos han disminuido cada año. En 2015 hubo el número más bajo de ejecuciones desde 1991, con 28 —una disminución del 20 por ciento en relación con el año anterior— y el número más bajo de nuevas condenas a muerte desde principios de la década de 1970, con 49 (una disminución del 33 por ciento).

Amnistía Internacional Estados Unidos se opone en todos los casos sin excepción a la pena de muerte por considerarla la forma más extrema de pena cruel, inhumana y degradante. En la actualidad, 140 países han abolido la pena de muerte en la ley o en la práctica. Estados Unidos fue uno de los sólo nueve países del mundo que llevaron a cabo ejecuciones todos los años entre 2009 y 2013.