Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Juicio a usuarios de Twitter mientras se celebra en el país una importante cumbre de la ONU sobre Internet

Veintinueve usuarios de Twitter están siendo juzgados en Turquía por publicar tuits durante las protestas del año pasado © AFP / Getty Images

Numerosos autores de abusos contra la libertad de expresión en la red asistirán al Foro de Gobernanza de Internet

El enjuiciamiento por el gobierno de Turquía de personas que mantienen actitudes críticas a través de Twitter es una postura que revela una profunda hipocresía por parte del anfitrión del Foro de Gobernanza de Internet, ha afirmado Amnistía Internacional hoy martes. La organización ha hecho un llamamiento para que los futuros anfitriones den mejor ejemplo y ha puesto de relieve las violaciones de la libertad de expresión en Internet cometidas por Estados Unidos, Etiopía, Arabia Saudí y Vietnam.

El evento, que se celebra en Estambul del 2 al 5 de septiembre, reúne a gobiernos y sociedad civil para compartir buenas prácticas sobre regulación de Internet, seguridad y derechos humanos.

Un total de 29 usuarios de Twitter están siendo juzgados en Esmirna, Turquía, y pueden ser condenados a penas de hasta tres años de cárcel por difundir mensajes de Twitter durante las protestas del pasado año que, según las autoridades, “incitan a la población a infringir la ley”. Ninguno de esos mensajes contenía incitación alguna a la violencia.

“Es inaudito ver cómo las autoridades turcas siguen adelante con el enjuiciamiento de personas que mantienen posturas críticas a través de Twitter, al tiempo que actúan como anfitriones de un debate sobre la gobernanza de Internet en el que los derechos humanos son uno de los temas fundamentales”, ha afirmado Sherif Elsayed-Ali, director adjunto de Asuntos Temáticos Globales de Amnistía Internacional.

“Este doble rasero en lo relativo a la libertad de expresión en Internet constituye una ironía especialmente amarga para las decenas de usuarios de Twitter turcos que se enfrentan a juicio por transmitir mensajes sobre las protestas del pasado año.”

Tres usuarios han sido acusados además de “insultar” al primer ministro. Los 29 son los últimos de una larga lista de personas que mantienen posturas críticas hacia el gobierno y han sido enjuiciadas o condenadas por sus contribuciones en los medios sociales.

Turquía no es el único país cuya mano dura en la regulación del funcionamiento de Internet saca a la luz Amnistía Internacional con ocasión del Foro. Los activistas que asisten al evento pondrán de relieve otros cuatro países que han actuado contra personas por ejercer su derecho a la libertad de expresión en Internet o por desvelar violaciones del derecho a la intimidad en Internet.

En Etiopía, siete blogueros pueden ser condenados a muerte por compartir información sobre seguridad en Internet; en Vietnam, dos cumplen penas de 10 y 12 años de prisión, respectivamente, por escribir sobre abusos contra los derechos humanos, y otros 32 están detenidos; en Arabia Saudí, el fundador de un sitio web ha sido condenado a 10 años de prisión, 1.000 latigazos y una multa de 266.630 dólares estadounidenses por “insultar al islam”.

“Etiopía, Arabia Saudí y Vietnam han impuesto algunas de las condenas más severas a quienes usan Internet para difundir y recibir información”, ha afirmado Sherif Elsayed-Ali.

“Estas condenas deben ser anuladas y todos los países tienen que mejorar drásticamente su tolerancia hacia las críticas en Internet.”

Internet ha resultado de un valor incalculable para el desarrollo de los derechos humanos, al revolucionar el acceso a la información y mejorar la transparencia y la rendición de cuentas.

Sin embargo, los Estados no han tardado en hacer un uso abusivo de Internet, utilizando su tecnología para reprimir la libertad de expresión, censurar la información sobre violaciones de derechos humanos y llevar a cabo una vigilancia indiscriminada de sus usuarios en nombre de la seguridad, a menudo en colaboración con empresas.

Las personas que sacan a la luz estos abusos también son objeto de ataques. En Estados Unidos, Edward Snowden, actualmente exiliado en Rusia, puede pasar 30 años entre rejas en caso de ser extraditado a su país por desvelar la vigilancia global indiscriminada del gobierno de Estados Unidos.

“En vez de dar caza a Edward Snowden, el gobierno de Estados Unidos debería centrar la atención en reformar sus programas de vigilancia para poner fin a la violación injustificada de la intimidad de los usuarios de Internet que Snowden sacó a la luz”, ha afirmado Sherif Elsayed-Ali.

Aunque Internet ha permitido que florezca la libertad de expresión en muchos lugares donde había sido implacablemente reprimida, también ofrece nuevas vías para que los gobiernos espíen, censuren y silencien a sus críticos.

“Los Estados que asisten al Foro de Gobernanza de Internet deben aprovechar esta oportunidad para comprometerse a poner fin a la intimidación y el enjuiciamiento de quienes ejercen su libertad de expresión en Internet. Tienen que poner fin a la censura injustificada, invertir la tendencia a la vigilancia indiscriminada e ilícita y proteger a quienes denuncian irregularidades.”

Cómo puedes ayudar