Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Israel: Debe revocarse la licencia concedida al “descontrolado” NSO Group por un controvertido software de vigilancia

AP Photo/Daniella Cheslow

Amnistía Internacional está recibiendo asesoramiento jurídico para revocar la licencia de exportación de la empresa con sede en Israel NSO Group, después de que se haya revelado que se ha utilizado un programa espía de la empresa cibernética para intentar espiar a un miembro del personal de Amnistía.

Una investigación llevada a cabo recientemente por el periódico Haaretz ha desvelado que el año pasado se ofreció a las autoridades de Arabia Saudí la sofisticada herramienta de vigilancia de NSO Group denominada “Pegasus”.

Hace dos semanas, Amnistía Internacional Israel presentó una solicitud urgente al Ministerio de Defensa israelí en la que pedía que se revocara la licencia de exportación para defensa de NSO Group habida cuenta de un intento de ataque cibernético contra un miembro del personal de Amnistía mediante un programa espía de NSO.

Pero, esta semana, el Ministerio de Defensa israelí se negó a revocar la licencia de la empresa, lo que ha llevado a Amnistía Internacional a estudiar la posibilidad de emprender acciones legales.

“Rechazamos tajantemente esta inadecuada respuesta. La montaña de datos e informes sobre NSO Group y la venta de su programa espía a regímenes que violan los derechos humanos es prueba sustancial de que NSO está fuera de control”, ha manifestado Molly Malekar, directora de Programas de Amnistía Internacional Israel.

“El Ministerio de Defensa, como responsable de controlar las exportaciones para defensa de Israel, debe responder de su falta de una debida regulación de NSO Group.”

“Al seguir aprobando a NSO Group, el Ministerio de Defensa prácticamente está admitiendo que coopera a sabiendas con la empresa en el uso de su software para cometer abusos contra los derechos humanos.”

En junio de este año, una persona perteneciente a la plantilla de Amnistía Internacional fue objeto de una sofisticada campaña de vigilancia en lo que la organización sospecha que fue un intento deliberado de espiar a su personal por parte de un gobierno hostil a su trabajo.

“Amnistía Internacional no se quedará de brazos cruzados mientras empresas como NSO Group se benefician de vender su invasivo software Pegasus a Estados represivos de todo el mundo”, ha manifestado Danna Ingleton, directora adjunta sobre cuestiones tecnológicas de Amnistía Internacional.

”Se ha utilizado software de NSO Group para atacar a Amnistía y a otros defensores y defensoras de derechos humanos de todo el mundo. Puesto que el Ministerio de Defensa israelí ha denegado nuestra petición de que se revoque la licencia de exportación, está claro que ahora tenemos que tomar medidas legales adicionales para sacar a la luz la verdad y pedir rendición de cuentas por el ataque de que hemos sido víctimas.”

Ataque contra personal de Amnistía Internacional

En junio de este año, una persona de la plantilla de Amnistía Internacional recibió un mensaje sospechoso de WhatsApp en árabe. El texto contenía detalles sobre una supuesta protesta frente a la embajada saudí en Washington D.C., seguido de un enlace a un sitio web. Las investigaciones del equipo de tecnología de Amnistía Internacional revelaron que, de haber hecho clic en el enlace, se habría instalado “Pegasus”, una sofisticada herramienta de vigilancia desarrollada por la empresa NSO Group, con sede en Israel.

El mensaje de WhatsApp fue enviado a Amnistía Internacional en una semana en la que la organización estaba haciendo campaña por la libertad de seis activistas de los derechos de las mujeres detenidas en Arabia Saudí. El enlace, de haber hecho clic en él, habría permitido que el software Pegasus infectara el teléfono de la persona usuaria, rastreando las pulsaciones en el teclado, tomando el control de las cámaras y el micrófono del teléfono y accediendo a las listas de contactos.

La investigación de Amnistía Internacional descubrió también que otro activista de derechos humanos de Arabia Saudí, que más tarde se identificó públicamente como Yahya Asiri, había recibido un mensaje malicioso similar.

En una declaración dirigida a Amnistía Internacional, NSO Group afirmó que su producto “está concebido para ser utilizado exclusivamente para la investigación y prevención de la delincuencia y el terrorismo” y que cualquier otro uso infringe sus políticas y contratos.

Conexión con NSO Group y sitios web sospechosos

Investigaciones adicionales de Amnistía Internacional revelaron que el dominio del enlace incluido en el mensaje pertenece a una gran infraestructura de más de 600 sitios web sospechosos que habían estado relacionados con NSO Group. A Amnistía Internacional le preocupa que estos sitios web puedan usarse para servir de cebo y espiar a activistas de países como Kenia, la República Democrática del Congo y Hungría, además de los países del Golfo.

Pegasus fue utilizado también contra el galardonado defensor de los derechos humanos emiratí Ahmed Mansoor, encarcelado en Emiratos Árabes Unidos desde marzo de 2017.

Información complementaria

Aunque los organismos encargados de hacer cumplir la ley de muchos países usan la vigilancia secreta en relación con objetivos de seguridad nacional, a Amnistía Internacional le preocupa que, en muchos casos, esa vigilancia se está llevando a cabo de un modo contrario al derecho internacional de los derechos humanos. Desde la perspectiva del derecho de los derechos humanos, las herramientas del tipo de Pegasus son especialmente problemáticas por su carácter enormemente invasivo.

Tal como se establece en los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos, de la ONU, las empresas tienen también la responsabilidad de respetar los derechos humanos con independencia del lugar del mundo en el que operen.

Cómo puedes ayudar