Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Histórica reafirmación de que el derecho al agua y al saneamiento son jurídicamente vinculantes

Habitantes de Jan Yunis, en la Franja de Gaza, recogen agua potable en una planta purificadora. Aproximadamente el 90 por ciento del agua disponible en Gaza está contaminada y no es potable © AI

"Vivimos en condiciones durísimas, sin agua, electricidad ni servicios. La falta de agua es
el mayor problema. Los hombres pasan la mayor parte del día [yendo a] conseguir agua y no siempre la traen. Pero no tenemos más remedio que hacerlo. Necesitamos un poco de agua para sobrevivir y que no se nos mueran las ovejas. Sin agua no hay vida",
In’am Bisharat, madre de siete hijos.

Amnistía Internacional acoge con satisfacción la adopción por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU de una resolución que afirma que el derecho humano al agua potable y al saneamiento se derivan del derecho a un nivel de vida adecuado. Esta resolución reafirma en la práctica que el derecho al agua y al saneamiento se incluyen de forma implícita en varios tratados de derechos humanos y en la Convención sobre los Derechos del Niño, por lo que son derechos jurídicamente vinculantes.

En total, ahora son 178 los países de todas las regiones del mundo que han reconocido el derecho al agua y el saneamiento en una o más ocasiones, en resoluciones o declaraciones internacionales, por lo que los gobiernos no pueden negar que están legalmente obligados a garantizar estos derechos.

Cómo puedo ayudar