Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Hacer de los derechos humanos el eje de sus actividades y terminar con la pena de muerte

Amnistía Internacional ha pedido hoy a los representantes ministeriales de la Organización de Cooperación Económica (OCE), que se han reunido en Islamabad (Pakistán) los días 29 y 30 de enero, que hagan de los derechos humanos el eje de las actividades de la organización.

 

Para Amnistía Internacional, la reunión de ministros de la OCE, preparatoria de la cumbre de jefes de Estado miembros de la organización, es el momento para que la OCE considere la posibilidad de fijar la abolición de la pena de muerte como objetivo de todos los Estados miembros que todavía no la hayan suprimido.

 

Amnistía Internacional reconoce y aprecia el hecho de que Azerbaiyán y Turkmenistán hayan abolido la pena capital en 1998 y 1999, respectivamente; que Kazajistán haya declarado la suspensión de las ejecuciones en diciembre de 2003 y que el 2 de enero de 2004 Kirguistán haya prorrogado la suspensión que estableció en 1998.

 

Amnistía Internacional pide a las autoridades de Kirguistán y Kazajistán que supriman ya totalmente la pena capital.

 

La organización ha expresado también su esperanza de que Turquía ratifique pronto el Protocolo núm 13 del Convenio Europeo sobre el uso de la pena de muerte en tiempo de guerra. Turquía, que firmó el Protocolo el 9 de enero de 2004, se uniría así a las filas de los Estados abolicionistas, cada vez más numerosas.

 

Sin embargo, Amnistía Internacional ha expresado reiteradamente su preocupación por el hecho de que continúen las ejecuciones y el uso de la pena de muerte en Afganistán, Irán, Pakistán, Tayikistán y Uzbekistán.

 

Información General

- La nueva Constitución de Afganistán, adoptada el 26 de enero, sigue permitiendo la imposición de la pena de muerte, aunque los tribunales del país no tienen capacidad para garantizar el respeto a las normas mínimas de garantías procesales.

 

- Amnistía Internacional expresó su consternación por la ejecución de un menor en Irán el 25 de enero. La ejecución hizo caso omiso de las obligaciones de Irán como Estado Parte en la Convención sobre los Derechos del Niño y de un proyecto de ley aprobado por el Parlamento en diciembre de 2003 que pone fin al fundamento legal para la ejecución de menores.

 

- Pakistán, también Estado Parte en la Convención sobre los Derechos del Niño, introdujo en julio de 2000 la Ordenanza del Sistema de Justicia de Menores, que prohíbe aplicar la pena de muerte a menores. No obstante, los informes recibidos de este país indican que continúan imponiéndose penas de muerte a menores. A pesar de que el presidente Pervaiz Musharraf anunció en diciembre de 2002 la conmutación de las penas de muerte dictadas contra 125 menores antes de la introducción de la Ordenanza del Sistema de Justicia de Menores, muchos de ellos continúan en el pabellón de la muerte.

 

- En Tajikistán las ejecuciones se llevan a cabo en secreto, y a los familiares y los amigos no se les deja despedirse de sus seres queridos. A las familias no se les informa del lugar donde se ha enterrado al preso ejecutado y por tanto no tienen ni siquiera un lugar donde ir a llorarlo.

 

- En Uzbekistán, decenas de personas son ejecutadas cada año en secreto tras juicios sin garantías. Muchas de ellas sufrieron tortura en un sistema donde en casos como éstos la corrupción es parte integral de la investigación, el juicio y la apelación.

 

La Organización de Cooperación Económica está compuesta por diez Estados: Afganistán, Azerbaiyán, Irán, Kazajistán, Kirguistán, Pakistán, Tayikistán, Turquía, Turkmenistán y Uzbekistán.

Cómo puedes ayudar