Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Francia: Las órdenes de detención contra altos cargos sirios, un importante paso hacia la justicia

Fuerzas pro-gubernamentales en Madaya, Siria / LOUAI BESHARA/AFP/Getty Images

En respuesta a la noticia de que la fiscalía francesa ha emitido órdenes de detención contra tres altos cargos del gobierno y los servicios de inteligencia sirios a quienes acusa de tortura, desaparición forzada, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, Anna Neistat, directora general de Investigación de Amnistía Internacional, ha declarado:

“Estas órdenes de detención contra tres altos cargos, entre los que se encuentra un destacado asesor del presidente Bachar al Asad, son un importante paso para impartir justicia a las innumerables víctimas de graves violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno sirio”.

“Mientras los crímenes de guerra y los crímenes de lesa humanidad continúan impunes en Siria, es fundamental que todos los Estados cooperen para garantizar justicia a las víctimas. Esto incluye aplicar la jurisdicción universal y otras formas de jurisdicción para investigar y procesar, en sus propios tribunales, a los presuntos autores de atrocidades.

“La comunidad internacional debe seguir el ejemplo de Francia tomando medidas, siempre que sea posible, para poner fin a la impunidad en el conflicto de Siria y para hacer que todas las partes rindan cuentas.”

Información complementaria


Los altos cargos sirios contra los que se han dictado órdenes de detención son: el director de la Oficina de Seguridad Nacional, Ali Mamlouk; el director de los servicios de Inteligencia de la Fuerza Aérea, Jamil Hassan, contra quien ya pesa una orden de detención dictada por Alemania; y el director de la sección de investigación de los servicios de Inteligencia de la Fuerza Aérea en el aeropuerto militar de Mezzeh, Abdel Salam Mahmoud.

Las órdenes se dictaron tras el inicio de una causa presentada en Francia en 2016 por Obeida Dabbagh, cuyos hermano y sobrino, Mazen y Patrick Abdelkader Dabbagh, de doble nacionalidad siria y francesa, fueron detenidos y sometidos a desaparición forzada a manos de los servicios de Inteligencia de la Fuerza Aérea siria en Damasco en noviembre de 2013.

En julio de 2018, la familia Dabbagh obtuvo del gobierno sirio documentos que indicaban que Mazen y Patrick habían muerto en noviembre de 2017 y enero de 2014, respectivamente.

Más de 80.000 personas han sido sometidas a desaparición forzada por el gobierno sirio desde el comienzo del conflicto.

Amnistía Internacional pide a los líderes internacionales que apoyen la remisión, por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, de la situación en Siria a la Corte Penal Internacional, y que cooperen plenamente con el Mecanismo Internacional, Imparcial e Independiente para ayudar a investigar y enjuiciar los crímenes de derecho internacional cometidos en Siria.

Cómo puedes ayudar