Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

El Tribunal Especial rechaza la amnistía para los peores crímenes que la humanidad ha conocido

Londres.- Amnistía Internacional acoge con satisfacción la histórica decisión adoptada el 13 de marzo por el Tribunal Especial para Sierra Leona al negarse a reconocer la aplicabilidad de una amnistía nacional para los autores de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

 

El Tribunal Especial para Sierra Leona mantuvo que, conforme al derecho internacional, la amnistía general conferida en 1999 en virtud del acuerdo de paz de Lomé no tenía fuerza legal para impedir que los tribunales internacionales como el Tribunal Especial para Sierra Leona o los tribunales extranjeros entablaran procesos por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

 

«La decisión del Tribunal Especial supone un importante paso adelante en la lucha contra la impunidad que rodea la comisión de los crímenes más graves. Con ella el Tribunal confirma la vasta jurisprudencia sentada por otros tribunales internacionales y las interpretaciones formuladas por órganos creados en virtud de tratados internacionales, en las que se concluye que los Estados no pueden recurrir a la concesión de amnistías nacionales para impedir que tribunales extranjeros o internacionales ejerciten su jurisdicción sobre los individuos acusados de crímenes contra la comunidad internacional», declara Amnistía Internacional.

 

No obstante, la organización de derechos humanos ve con preocupación que la decisión no indicó expresamente que, conforme al derecho internacional, la medida de amnistía acordada en Lomé es nula y no puede ser aplicada por los tribunales nacionales de Sierra Leona.

 

El Tribunal Especial, sin embargo, respaldó en sus conclusiones la condición explícita impuesta por el representante especial del secretario general de la ONU para Sierra Leona al firmar el acuerdo de paz, cuando estableció que la amnistía «no se aplicaría a los crímenes internacionales de genocidio, los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra y otras violaciones graves del derecho internacional humanitario», confirmando así que cualquier efectividad que dieran los tribunales sierraleoneses a las disposiciones de amnistía constituiría una violación del derecho internacional.

 

«Esta decisión tendrá efectos inmediatos en África, esclareciendo, entre otras cosas, que las amnistías como la concedida en Uganda para los autores de crímenes cometidos en el norte del país no impiden que el fiscal de la Corte Penal Internacional investigue y procese a cualquier persona sospechosa de haber cometido crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad», añade Amnistía Internacional.