Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

El juicio a un líder de la oposición, una afrenta a la justicia y a la libertad de reunión

El líder de la oposición venezolana, Leopoldo López, en un mitin en Caracas el 18 de febrero de 2013 © Manaure Quintero

Los cargos presentados contra Leopoldo López, líder de un partido de oposición venezolano, sugieren la existencia de un intento de motivación política de silenciar la disidencia en el país. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional.

“Las autoridades venezolanas deben presentar pruebas sólidas para fundamentar los cargos contra López, o ponerlo en libertad de manera inmediata e incondicional”, ha declarado Guadalupe Marengo, directora adjunta del Programa para América de Amnistía Internacional. 

“Estos cargos parecen ser de motivación política, debidos al liderazgo ejercido por López en las recientes protestas antigubernamentales. Hasta el momento, Amnistía Internacional no ha visto pruebas que los fundamenten. Este procesamiento es una afrenta a la justicia y a la libertad de reunión.”

Al parecer, Leopoldo López, líder del partido de oposición Voluntad Popular, ha sido acusado de homicidio, lesiones graves y otros delitos en relación con la muerte de tres personas, ocurrida en los últimos días, durante las manifestaciones masivas.

El presidente Maduro mostró su compromiso para con los derechos humanos cuando, hace unos días, declaró que su gobierno no toleraría la violencia por parte de sus simpatizantes o de las fuerzas de seguridad. Ahora debe transmitir un mensaje que diga claramente que nadie será detenido por ejercer su derecho a la libertad de expresión y reunión.

Ante la ausencia de pruebas contra Leopoldo López, Amnistía Internacional pide que sea puesto en libertad de inmediato y que se retiren todos los cargos. De igual modo, las muertes de la semana pasada deben investigarse a fondo, y los responsables deben comparecer ante la justicia.


Información complementaria

Leopoldo López se entregó a la Guardia Nacional ayer, 18 de febrero, tras una manifestación antigubernamental masiva organizada por él.

La orden de detención emitida contra él el 13 de febrero es por su presunta responsabilidad en los actos violentos que tuvieron lugar durante las manifestaciones estudiantiles de las últimas dos semanas y después de ellas.

Amnistía Internacional no ha visto una copia de la orden de detención pero, según informan los medios de comunicación, López ha sido acusado de homicidio y lesiones graves, entre otros delitos.

Según la información recibida, está previsto que Leopoldo López comparezca ante la jueza Raleyns Tovar Guillén en un tribunal de Caracas a las 10:00, hora local (14:30, hora GMT). La jueza debe decidir si continúa detenido, si queda en libertad bajo fianza o si es puesto en libertad incondicional.

Cómo puedes ayudar