Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

60º Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: un tiempo para la acción, no sólo para la celebración

El Congreso, diez parlamentos autonómicos, más de doscientas organizaciones sociales y miles de ciudadanos se suman a Amnistía Internacional para apoyar los derechos humanos

Activistas de AI, durante el acto de la organización celebrado en Madrid © AI

Madrid.- Amnistía Internacional está llevando en todo el mundo una intensa campaña de movilización en torno al 10 de diciembre de 2008, Día Internacional de los Derechos Humanos y 60º aniversario de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) por la Asamblea General de la ONU. Para la organización, esta fecha debe ser vista como un tiempo para la acción, no sólo para la celebración.

 

En este sentido, Amnistía Internacional ha aprovechado el 60º aniversario de la Declaración Universal para pedir a la sociedad española que muestre su respaldo a los derechos humanos.

El Congreso de los Diputados, diez parlamentos y un Gobierno autonómicos han aprobado declaraciones de apoyo a la Declaración Universal. Casi 300 organizaciones no gubernamentales y ciudadanas, sindicatos, ayuntamientos y medios de comunicación también han suscrito una declaración de apoyo a los derechos humanos.

Amnistía Internacional se ha dirigido también a la ciudadanía. A lo largo de las últimas semanas, y especialmente en esta semana del 8 al 14 de diciembre, más de 60 grupos de activistas de la organización en 60 localidades de España, estarán en la calle recabando firmas de apoyo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Éstas, así como las más de 31.000 recogidas hasta el momento en la campaña llevada a cabo a través de la página web www.actuaconamnistia.org, serán enviadas a partir del 10 de diciembre al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, instándole a que las políticas del Ejecutivo garanticen el efectivo cumplimento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Tendencias y retos mundiales en Derechos Humanos

Amnistía Internacional quiere remarcar, en el 60º aniversario de la Declaración Universal, los numerosos desafíos que existen en el campo de los derechos humanos, citando algunos de las más cruentos conflictos actualmente en curso en el mundo –República Democrática de Congo, Gaza y Afganistán– que pueden desestabilizar regiones enteras.

Tras denunciar los atentados terroristas de Mumbai, Amnistía Internacional alerta a los Gobiernos contra los recortes de derechos humanos en nombre de la seguridad. “Los Gobiernos tienen la obligación de proteger a su población del terrorismo, pero deteniendo a personas de forma indefinida sin cargos ni juicio, tolerando o practicando la tortura y socavando el Estado de derecho no conseguiremos hacer del mundo un lugar más seguro”, ha afirmado Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional.

La organización de derechos humanos también hace referencia a la recesión económica global, que podría sumir a millones de personas en la pobreza, asegurando que una de las lecciones que nos enseña la actual crisis es que el crecimiento económico no asegura la disminución del número de personas sometidas a la pobreza.

Frente a ello, Amnistía Internacional hace un llamamiento a los Gobiernos del mundo para que protejan los derechos económicos y sociales con tanto vigor como los civiles y políticos. “Los derechos humanos son universales –todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Los derechos humanos son indivisibles –todos los derechos, ya sean económicos, sociales, civiles, políticos o culturales– son igualmente importantes”, ha asegurado Irene Khan.

Amnistía Internacional reconoce que ha habido progresos en numerosas áreas durante las últimas décadas. “Sin embargo, afirma Khan, la injusticia, la desigualdad y la impunidad persisten en demasiadas partes del mundo. El verdadero problema es que los Gobiernos hacen promesas y aprueban leyes, pero fallan a la hora de cumplirlas. Ha llegado la hora de que eso cambie”.

Seis décadas de logros y fracasos

En el 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional destaca, entre los logros conseguidos desde la aprobación del texto:

·    Tratados internacionales y leyes nacionales sobre derechos humanos.
·    Reconocimiento de los derechos de la mujer y de la infancia.
·    Creación del Tribunal Penal Internacional y juicios por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad ante tribunales internacionales y ante algunos tribunales nacionales.
·    Establecimiento de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y de comisiones nacionales de derechos humanos en determinados países.
·    Abolición de la pena capital en dos tercios del mundo.
·    Avances con respecto al control de armas.
·    Apoyo decidido de la sociedad civil a los derechos humanos, materializado, por ejemplo, en la creación de redes mundiales de defensores y defensoras de los derechos humanos y de organizaciones de derechos humanos.

Algunos de los fracasos de estos seis decenios en el ámbito de los derechos humanos son los siguientes:

·    Violaciones masivas del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos en los conflictos armados.
·    Incremento de los ataques terroristas y de grupos armados contra la población civil.
·    Violencia contra las mujeres y los niños, incluido el reclutamiento de niños y niñas soldados.
·    Negación de los derechos económicos y sociales para millones de personas que viven en la pobreza.
·    Sistemas judiciales corruptos e injustos en numerosos países.
·    Empleo de la tortura y de otras formas de malos tratos.
·    Negación de los derechos de los refugiados y los migrantes.
·    Ataques contra activistas, periodistas y defensores y defensoras de los derechos humanos.
·    Supresión de la disidencia en numerosos países.
·    Discriminación por motivos de raza, religión, género e identidad.

La situación en España: numerosos desafíos pendientes

Por lo que refiere a España, Amnistía Internacional estima que se han producido sustanciales progresos en el campo de los derechos humanos durante los últimos 60 años en nuestro país.

Entre esos logros, Amnistía Internacional destaca la firma y la ratificación de tratados fundamentales para la defensa de los derechos humanos, como –entre otros– el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales la Convención contra la Tortura, la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer, la Convención sobre los Derechos del Niños y el Estatuto del Tribunal Penal Internacional. Todos ellos han aumentado el nivel de protección legal de los españoles frente a posibles abusos.

Junto a ello, hay que resaltar avances como la abolición de la pena de muerte en 1995. La aprobación de leyes como la Ley Integral Contra la Violencia de Género, la Ley de Control del Comercio de Armas y la llamada Ley de Memoria Histórica -pese a las limitaciones de ésta-, han supuestos avances en materia de protección de derechos humanos. Asimismo, para la organización es muy positiva la presencia de los derechos humanos en la escuela a través de la asignatura obligatoria de Educación para la Ciudadanía

Por lo que se refiere a los desafíos pendientes, Amnistía Internacional reitera su llamamiento a ETA para que ponga fin de forma inmediata y permanente a su campaña de homicidios, secuestros, toma de rehenes y otros abusos graves contra los derechos humanos, de la que tuvimos un terrible ejemplo la semana pasada con el asesinato de Ignacio Uría. Amnistía Internacional rechaza de forma categórica cualquier argumento u objetivo que pretenda justificar estos hechos.

Por otra parte, el Gobierno español tiene asignaturas pendientes. Por ello, en esta conmemoración del 60º aniversario de la Declaración Universal, quiere reiterar sus principales peticiones al Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero:

·    Garantizar, en coordinación con las Comunidades Autónomas, medios suficientes para que las víctimas de la violencia de género tengan mecanismos de protección adecuados en todo el territorio del Estado, adoptándose medidas especiales de protección a los colectivos de mujeres más vulnerables, como las mujeres inmigrantes.
·    Poner fin a la impunidad de los agentes de las fuerzas de seguridad responsables de tortura y malos tratos, que en muchos casos llevan aparejado un componente racista.
·    Eliminar el régimen de detención incomunicada. Mientras esto último no suceda, extremar al máximo las medidas de vigilancia para que no se produzcan abusos durante el régimen de incomunicación. Tanto para abordar este problema como el anterior, Amnistía recomienda la instalación de videocámaras bajo control judicial en los centros de detención.
·    Asegurarse de que las inminentes reformas del Código Penal, la Ley de Extranjería y la Ley de Asilo no suponen retrocesos en la protección efectiva de los derechos humanos.
·    Tomar medidas para garantizar el respeto a los derechos humanos en la “guerra contra el terror”. El Gobierno debe garantizar que no se utiliza ninguna parte del territorio español, incluidos su espacio aéreo, aguas y los aeropuertos y bases militares, para mantener o facilitar detenciones ilegales o secretas. También debe investigar y colaborar en las investigaciones abiertas sobre estos hechos en los últimos años.
·    Adoptar medidas que garanticen a los familiares de las víctimas de los crímenes de desaparición forzada cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo obtener verdad, justicia y reparación.
·    No subordinar la agenda de derechos humanos a intereses comerciales y/o políticos en sus relaciones bilaterales con otros países, especialmente con Colombia, Cuba, Marruecos y Sahara Occidental, Guinea Ecuatorial, Rusia, China, Israel y Territorios Ocupados y Estados Unidos, países con un oscuro historial en materia de derechos humanos, y con los que España mantiene una estrecha relación.

Cómo puedes ayudar