Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

El ataque contra las fuerzas de mantenimiento de la paz de la UA pone en mayor peligro a la población civil de Darfur

Londres.- Amnistía Internacional ha condenado hoy el ataque perpetrado contra las fuerzas de mantenimiento de la paz de la Unión Africana (UA) durante el fin de semana en Darfur Septentrional, y ha manifestado que dicho ataque pone en mayor riesgo a la población civil y hace peligrar la misión de mantenimiento de la paz en Darfur.

“Las fuerzas de la UA en Darfur ya no dan más de sí y carecen de recursos suficientes –ha manifestado Tawanda Hondora, director adjunto del Programa Regional para África–. Este ataque vuelve a poner de relieve la necesidad apremiante de garantizar que la UA dispone de los recursos necesarios en Sudán para poder cumplir con su obligación de proteger a la población civil sin sufrir ataques, así como de enviar cuanto antes una fuerza mixta de la UA y la ONU (UNAMID) a Darfur.”

“Este último ataque a las tropas de la AMIS pone en mayor peligro la vida, la seguridad y el bienestar de la población civil de Darfur, que lleva más de cuatro años sometida a la amenaza permanente de ataques armados tanto por parte del gobierno y de grupos armados por el gobierno, como de grupos armados de oposición cada vez más fragmentados y de otros elementos armados.”

“Es preciso establecer la suerte que han corrido los miembros de la fuerza de mantenimiento de la paz que continúan desaparecidos, y el grupo responsable del ataque debe dar explicaciones sobre su paradero de forma inmediata” ha manifestado Hondora.

Además, la organización ha pedido que la UA y la ONU lleven a cabo una investigación completa, independiente y transparente, y que se hagan públicas sus conclusiones.

“El gobierno de Sudán y todas las partes enfrentadas en el conflicto de Darfur, incluidos grupos armados de oposición, progubernamentales y otros, deben cooperar plenamente en la investigación sobre los ataques” ha afirmado el director adjunto del Programa Regional para África.  

Ningún grupo armado ha reconocido todavía la autoría del ataque del 29 de septiembre contra la base de la Misión de la Unión Africana en Sudán (AMIS) en Haskanita, Darfur Septentrional. Los informes recibidos apuntan a que el ataque fue obra de una facción de un grupo armado de oposición que actúa en la zona.

En el ataque, 10 miembros de las fuerzas de mantenimiento de la paz perdieron la vida, 8 resultaron heridos y unos 40 –entre ellos tres observadores militares y un agente de policía– continúan en paradero desconocido.


Información complementaria
Las fuerzas de mantenimiento de la paz de la Misión de la Unión Africana en Sudán (AMIS) llevan destacadas en Darfur desde 2004, cuando fueron enviadas a la zona para mantener el alto el fuego acordado en abril de 2004 por el gobierno de Sudán y los grupos armados de oposición. Aunque se supone las fuerzas de mantenimiento de la paz de la AMIS están integradas por más de 7.000 miembros, carecen de equipo, fondos y efectivos suficientes y, en la actualidad, su personal en Darfur no llega a 6.000 miembros.  

No es la primera vez que las fuerzas de mantenimiento de la paz de la AMIS sufren un ataque, pero sí es el más grave hasta la fecha. Los ataques anteriores habían consistido en emboscadas tendidas aparentemente por elementos de grupos armados de oposición.