Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

EEUU: La administración viola descaradamente los derechos humanos de las familias separadas

John Moore/Getty Images

La noche pasada se cumplió el plazo marcado por el tribunal para que la administración Trump reuniera a más de 2.500 niños y niñas separados forzosamente de sus progenitores a pesar de haber solicitado protección. Según los informes, se espera que más de 900 padres y madres permanezcan separados de sus familias porque la administración los ha considerado “no aptos” o “aún no aptos” para la reunificación.

Ashley Houghton, directora de campañas tácticas en Amnistía Internacional Estados Unidos, ha emitido esta declaración:

“La administración Trump ha creado una situación en la que cientos de familias permanecen separadas, y aún más permanecen recluidas en centros de detención. Se trata de un acto malicioso para castigar a familias que buscan protección frente a la violencia y la persecución”.

El presidente Trump está manipulando en la práctica el sistema contra niños y niñas que ya han soportado un peligroso viaje a Estados Unidos sólo para verse arrancados de los brazos de sus progenitores. Estas familias nunca deberían haber sido separadas, para empezar.”

“Al separar de esta manera a los niños y niñas de sus progenitores, la administración Trump ha violado descaradamente los derechos humanos de estas familias. Ahora la administración quiere que la población elija entre diferentes tipos de violación: en lugar de separar a la fuerza a familias, encarcelar a familias enteras.”

“No hay motivo por el que las familias no deberían ser puestas en libertad con patrocinadores comunitarios mediante alternativas a la detención mientras se procesan sus solicitudes. Pedir asilo no es un crimen, y las familias que lo hacen no deben ser tratadas como criminales.

Amnistía Internacional pide al gobierno de Estados Unidos que reunifique a las familias separadas, termine con la separación forzada de niños y niñas y sus padres o tutores, ponga fin a la detención de familias que solicitan asilo, y ponga de inmediato en libertad a las familias detenidas. También pide el retorno de las alternativas a la detención, como el Programa de Gestión de Casos de Familias.

Cómo puedes ayudar