Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

EEUU: La nueva orden ejecutiva contra las plataformas de redes sociales es peligrosa e irresponsable

AP Photo/Evan Vucci

En respuesta a una orden ejecutiva del presidente de los Estados Unidos, sobre la eliminación de las protecciones legales que actualmente tienen las plataformas de redes sociales en relación con la responsabilidad por el contenido que generan quienes las utilizan, Michael Kleinman, portavoz de Amnistía Internacional, ha manifestado:

Todo el mundo debe tener acceso a la información, especialmente durante una pandemia, cuando la información correcta puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte para muchas personas. Más de 100.000 personas han muerto ya en este país por culpa de la COVID-19, mientras el gobierno continúa empeñado en su mala gestión de la crisis. Ninguna persona debe morir por no haber recibido información correcta en medio de una emergencia mundial.

“Las amenazas y represalias contra empresas que se limitan a verificar datos resultan aún más preocupantes cuando vienen de parte de un gobierno que continúa atacando a medios de comunicación y periodistas por desempeñar la función esencial de decir la verdad al poder. No es el presidente quien decide la verdad. Seguir sacando provecho de los prejuicios es peligroso e irresponsable.

“Jack Dorsey, CEO de Twitter, ha asumido totalmente la responsabilidad de que su red social tome al final medidas para proporcionar a sus usuarios información de contexto en su plataforma  Esta medida debería haberse tomado hace mucho tiempo, y deben tomarse muchas más para que Twitter convierta la red social en un espacio seguro para las personas que pasan miedo y sufren abusos a diario".

Información general y contexto

Amnistía Internacional trabaja para denunciar las consecuencias de la desinformación y la información incorrecta y los abusos en Internet, por ejemplo con la campaña Toxic Twitter, en la que se han utilizado herramientas punteras de inteligencia artificial y aprendizaje automático para medir la magnitud de la violencia y los malos tratos contra las mujeres en Twitter.

Amnistía Internacional ha alzado la voz anteriormente contra la recopilación de datos de Facebook, que pueden reutilizarse de varias formas para enviar publicidad selectiva, mensajes políticos y propaganda o para mantener a la gente en la red social amplificando el contenido abusivo, discriminatorio o de odio. La organización se ha ocupado también el uso indebido que hizo Cambridge Analitica de datos personales e íntimos de Facebook para microdirigirse a votantes indecisos e influir en ellos y ellas en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos.